jueves, 21 de abril de 2016

PLUMA NEGRA

YUNES ENLODADO
UNA MAS DE DUARTE

Por: Jose Calzada

Dos sucesos espectaculares registrados ayer colocaron aún más lejos de la opinión pública las campañas por la gubernatura de Veracruz, que se limitan a una guerra de acusaciones y que hartan en cada mensaje a los veracruzanos para hacer crecer el abstencionismo, que al final beneficiará a los que cuentan con estructuras de movilización y dinero para el día de la elección.
Al filo del mediodía una solitaria mujer Sonia Patricia Rosales Rodríguez de apenas 20 años se introdujo a la sucursal del banco Santander en pleno centro histórico de Veracruz para amagar con hacer explotar una bomba en nombre de Dios, obligó a todos a entonar cantos religiosos y, a través de las redes sociales las fotografías apanicaron a todo Veracruz.
Apenas dos horas después una  serie de explosiones en el complejo petroquímico de Pajaritos en Coatzacoalcos dejó sin vida a tres personas y más de 80 heridos, la nota informativa escapó al control desinformativo de Pemex y pronto se supo que el saldo era catastrófico.
Sin embargo, las huestes de los dos partidos con mayores posibilidades de obtener la gubernatura   de Veracruz no se detuvieron en su guerra de dislates, y el candidato del PAN-PRD Miguel  Angel Yunes Linares llevó hasta la Cámara de Diputados el discurso poco creíble de ser víctima de una sistemática estrategia de desprestigio que incluye a su familia.
Contra la pared por los últimos dos escándalos derivados de presuntas actividades sospechosas financieras de su hijo Omar Yunes Márquez; el de Panamá Papers y la compra de un inmueble de 58 millones de dólares en Manhatan, el candidato señaló al gobernador Javier Duarte de Ochoa y al candidato priísta Héctor Yunes Landa de destinar dinero público para atacarlo, incluso difundió un video con ese discurso en las redes sociales.
La respuesta priísta no se hizo esperar y fue el diputado federal, Adolfo Mota Hernández quien junto con el vice coordinador Carlos Ramírez Marín salieron al paso para señalar que nadie acusa al panista de nada, sino que él solo y su familia se enlodaron con sus acciones que hoy se dan a conocer en medios informativos internacionales y que forman parte de sus antecedentes.
Adolfo Mota Hernández quien sacó la casta por encima de todos los legisladores federales incluido el coordinador de la bancada, Erik Lagos Hernández, conminó a Yunes Linares a explicar ante los veracruzanos y en todo caso a las autoridades fiscales de los países en los que se involucra a su hijo en operaciones financieras sospechosas.
Ni el PRI ni el gobierno de Veracruz acusan a los Yunes, sino que se trata de una investigación que está en proceso, derivado de una investigación de recursos millonarios, que aparentemente tiene origen ilícito, y que forman parte de una cadena de criminalidad, que confirma lo que  durante tantos años ha hecho Miguel Ángel Yunes Linares en la política de Veracruz y en la política de México.
La visita de Yunes Linares a la Cámara de Diputados, revivió el Punto de Acuerdo del 7 de abril pasado, que señalaba que debía averiguarse el tema de Panama Papers y que se confirma con el reportaje de Univisión en el que se evidencia una conversación telefónica entre Omar Yunes Márquez y Miguel Ángel Yunes Linares para la supuesta adquisición de una propiedad en Estados Unidos con un valor de 58 millones de dólares.
La arremetida priísta y anunciaron un llamado a la Secretaría de Relaciones Exteriores de México para que a su vez pida al Departamento de Justicia de los Estados Unidos observe, primero; cuál es la calidad migratoria del señalado -Omar Yunes Márquez-, cuál es la calidad migratoria de sus hijos, si tienen esa calidad migratoria para promoverse como agentes inmobiliarios en aquel país, porque para hacer negocios inmobiliarios o situaciones económicas que rindan o den rendimiento o rentitas, como lo señala en la conversación, debe tenerse una licencia.
El Departamento de Justicia de los Estados Unidos es la institución que revisa a las personas políticamente expuestas, PEP por sus siglas en inglés, que son derivados, evidentemente de tener actividades públicas y que son señalados en este momento y en esa conversación.
El diputado de Coatepec, dejó claro también que, Héctor Yunes no ha tenido un sólo señalamiento, y ya presentó su declaración patrimonial,  tres de tres presentada públicamente,a diferencia de su primo, candidato del PAN, de quien dijo, no es un hombre de confiar, que guarda muchos secretos al interior de su familia y que tiene aparentemente negocios ilícitos que no le dan, de ninguna manera, la calidad de un buen ciudadano.
UNA MAS DE DUARTE
La desesperación de Javier Duarte de Ochoa por informar de manera inmediata sobre los acontecimientos registrados ayer en el complejo petroquímico de Pajaritos en Coatzacoalcos, lo llevó a usar una imagen de archivo para ilustrar el siniestro, pero la opinión pública el horno no está para bollos y de inmediato se evidenció que la fotografía no correspondía al hecho sino a una explosión de guerra de Libia en la época Muamar Gadafi.
Sin duda, el uso de la imagen por parte de quienes manejan las redes sociales del mandatario fue una puntada para salir al paso, pero de manera irresponsable embarcaron al gobernador en una más de las críticas en su contra, aunque en esta ocasión no corresponde de manera directa a él la responsabilidad sí le afecta.
La situación delicada del siniestro en Coatzacoalcos no admite burlas ni tomadas de pelo por parte de los representantes del gobierno, suficiente es con la actitud de hermetismo que caracteriza a la política de comunicación social de Petróleos Mexicanos que busca ocultar los decesos e impide que bomberos y protección ajenos a la empresa ingrese a sus instalaciones cuando se trata de siniestros.
El twitter de Javier Duarte de Ochoa en que confirmó el siniestro de Pajaritos que dejó un saldo preliminar de tres personas muertas y más de 80 heridas, quedará para el abultado anecdotario de un gobernante que ha dado de todo en seis años.

No hay comentarios.: