martes, 2 de octubre de 2018

Péndulo Político

EL CAMBIO DE PODER Y LAS ESPERANZAS SOCIALES

Por: Emiliano Mateo Carrillo Carrasco

Más bien el sistema de partidos ya no funciona, ante un cansancio de molestia social ante la falta de acciones concretas de políticas públicas eficaces y eficientes a los gobernados  y a la acumulación de corrupción, desigualdad social, pobreza y seguridad....El dejaste del modelo económico  que ha producido mayor desigualdad social y situaciones de capitalismo depredador al consumo y a la explotación humana de esos grandes capitales que imponen las formas de gobernar. En nuestra democracia se establece la forma de representación a través de un sistema de partidos y el partido en el gobierno de los tres niveles lo representan, en este caso a nivel local por PRI, a nivel federal, Morena. La importancia de juegos de poder en las comisiones locales y federales en determinar las políticas públicas de los estados  y municipios; lo más importante los recursos económicos  focalizados.
La comisión de comunicaciones y trasportes  del senado estará representado por un texcocano, Higinio Martínez miranda del grupo  Gap, así como en la local por su operador táctico en el congreso local, por el tema del aeropuerto en Texcoco, el cambio de uso de suelo, infraestructura, además de sus 4 diputados federales  por  3 Morena Y UNO DEL PRI.
La nueva fiscalía: La seguridad instrumento de opacidad de las instituciones, a un fenómeno social de corrupción e impunidad; La seguridad pública es uno de los derechos más importantes que sustentan el funcionamiento de la sociedad, reconocida como tal, históricamente, por académicos y profesionales de la política. Por lo mismo, se asentó su acceso en los artículos 16, 21, 29, 89, fracción VI, 129 y 133, de la Constitución, así como 2, 3, 5, 9, 10, 13 y 15, de la Ley General que Establece las Bases de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en la que finalmente se tradujo que el Estado mexicano tiene la obligación de garantizar la libertad, orden y paz pública, como condiciones imprescindibles para gozar de las garantías que la Constitución reconoce a las y los gobernados. El Congreso de la Unión discutió y aprobó este asunto, finalmente, en el proyecto de Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia político-electoral, el 13 de diciembre de 2013, y fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014.
La a reforma señaló: Artículo 102. A. El Ministerio Público de la Federación se organizará en una Fiscalía General de la República como órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio. Hay que recordar que la autonomía es un atributo que protege la función del Fiscal en la investigación y persecución de los delitos, frente a influencias indebidas, tanto externas como internas. Constituye, además, una garantía específica protegida por la Convención Americana sobre Derechos Humanos para garantizar el derecho de acceso a la justicia de las víctimas, especialmente cuando las conductas antijurídicas calificadas como delitos constituyen, a su vez, graves violaciones a los derechos humanos.
La comunidad la seguridad pública, y detener cualquier criterio que propicie la proliferación y fortalecimiento de fenómenos que atenten gravemente contra la estabilidad de nuestro Gobierno. Esa omisión o actuación vulnera gravemente los derechos fundamentales consagrados en el Código Supremo y, por tanto, se nos exige establecer la defensa plena de todas las personas que viven y transitan en este país y reformar de manera integral el texto normativo para que se traduzca en mayor seguridad para las y los gobernados.

No hay comentarios.: