lunes, 25 de marzo de 2013

BID, Banco Mundial y UNAM rediseñan 'Oportunidades'

México, D.F.- Durante casi dos décadas, México le ha apostado a las transferencias monetarias a través de programas como Progresa y Oportunidades para reducir los niveles de pobreza, pero el número de mexicanos en condiciones de marginación sólo ha aumentado, indica Rosario Robles Berlanga, actual secretaria de Desarrollo Social.
En un encuentro con analistas de EL UNIVERSAL, la titular de Sedesol habló sobre los puntos prioritarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH) y adelantó que abril será el "mes de la cruzada" donde las primeras brigadas voluntarias -conformadas por la sociedad civil y jóvenes universitarios- saldrán a los 400 municipios para "concientizar" sobre el problema de carencias en el país.
Del programa Oportunidades aclaró que seguirá aplicándose bajo su esquema actual durante todo este año, pero ya se trabaja en un rediseño con instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
"Estamos reflexionando, el cómo incorporamos a Oportunidades un ingrediente que permita premiar el salir del programa, porque los incentivos han sido al revés, y la única posibilidad es la inclusión productiva. Buscamos lograr que el ingreso no sólo provenga de la transferencia monetaria, sino del trabajo de la gente, que en términos de autonomía y de dignidad es lo mejor", especificó Rosario Robles.
Reiteró que "este año Oportunidades sigue en su misma lógica, pero estamos reflexionando sobre cómo le incorporamos un ingrediente que permita premiar el salir del subsidio y la posibilidad es la inclusión productiva". Robles dijo que debe haber un replanteamiento de los apoyos sociales y debe ser a través de un proceso donde la sociedad acompañe al gobierno.
"Estamos en esa reflexión, lo platicamos con el BM, con el BID y con la UNAM", agregó en la reunión. Expresó que sino se da la vuelta hacia lo productivo, "difícilmente" se va a lograr superar la lógica de la pobreza, porque (ahora) sólo existe "la contención" para que no aumente los niveles de marginación.
"Algo no nos funciona: por un lado la economía que no crece lo suficiente para fortalecer a la clase media. No funciona porque si la distribución del ingreso no es equitativa no vamos a resolver el problema".
Los articulistas Jorge Chabat, Agustín Basave, Ana María Salazar, Sara Sefchovich, Jorge Chávez Presa, Guillermo Osorno, José Antonio Crespo y José Luis de la Cruz, le preguntaron acerca del posible uso político de la Cruzada; la necesidad de conformar un padrón único, el relanzamiento cada sexenio de programas sociales de este tipo.
Programas sin uso electoral
Rosario Robles aclaró que la capacidad que tiene el gobierno de manipular estos programas es "bastante limitada". El año pasado, explicó, en periodo electoral Oportunidades significó miles de millones de pesos, sin embargo, el Partido Acción Nacional (PAN) quedó en tercer lugar como fuerza política.
El director de Posgrado de la Universidad Iberoamericana, Agustín Basave, y José Antonio Crespo, investigador del CIDE, le preguntaron a la titular de Sedesol -dependencia que coordinará la CNCH- si este lanzamiento tiene una motivación electoral y cuáles serán las acciones de blindaje.
"Vamos a tener que sumar municipios a lo largo de los años, por eso no hay un uso electoral, están ahí, en esos municipios no es que lo decidiéramos así, sino que se deriva de la propia información y el listado del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Yo tuve una comparecencia en la Cámara de Diputados y al final los diputados no pudieron decir nada, porque es un porcentaje muy pequeño de los municipios que integramos", respondió.
Detalló que este año en 14 entidades va a haber elecciones, en 4 mil 235 municipios de los cuales solamente 233 forman parte del universo de la CNCH, pero "113 son por usos y costumbres y se reduce a 100 municipios de los mil 435 que van a estar en juego".
El Universal

No hay comentarios.: