viernes, 21 de febrero de 2014

Cumplieron 80 mil guadalupanos y llegaron a los pies de la Virgen

Toluca, Edo Méx.- La LVXXVI peregrinación anual de la diócesis de Toluca -que es la segunda más grande del país- ayer reunió a alrededor de 80 mil romeros de diversos municipios del Estado de México, en la Basílica de Guadalupe, quienes vieron coronada su fe y su devoción a la Virgen de Guadalupe al momento de escuchar la celebración eucarística presidida por el obispo Francisco Javier Chavolla Ramos.
En la homilía, monseñor Chavolla Ramos puso a los pies de la Madre Dios, el trabajo pastoral realizado a lo largo de 10 años, durante los cuales ha estado al frente de dicha diócesis, además le solicitó a la "Morenita del Tepeyac", la revitalización de las parroquias.
Al hacer un recuento acerca de los proyectos pastorales efectuados de una década a la fecha, el obispo los encomendó y presentó a Santa María de Guadalupe, al decir: "Bendícenos y bendice nuestra misión permanente y por tu inserción -poder- alcanzar la gracia de ser una comunidad diocesana de verdaderos misioneros y discípulos que trabajen incansablemente para establecer el reino de Dios entre nosotros".
Respecto a las misiones, motivó a los fieles congregados en ese santuario, así como a los presbíteros a asumirla de manera permanente, al seguir el ejemplo del Papa Francisco.
En ese sentido, los alentó a "salir de la propia comunidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del evangelio, sin demoras, sin asco y sin miedo".
Indicó que en el tiempo presente se viven cambios en varios aspectos, tanto de mentalidad de las estructuras pastorales, así como en las actitudes de los agentes pastorales, situación que debe empezar "por nosotros los pastores".
Respecto a las parroquias, mencionó que a lo largo de 10 años se crearon programas de evangelización y catequesis para formar a niños, jóvenes, adultos y familias con valores humanos y cristianos.
En el sermón, Chavolla Ramos hizo otra solicitud más a la Virgen de Guadalupe, la cual consistió en dar seguridad al pueblo, "guárdanos en el hueco de tu mano, en el cruce de tus brazos, mantén nuestra nación en la concordia, en la armonía".
A diferencia del año anterior, en esta ocasión el atrio de la Basílica lució con mayor número de personas, lo cual coloca a esa peregrinación como la segunda más grande del país, únicamente antecedida por la de la diócesis de Querétaro, puesto que reúne a 120 mil fieles que acuden durante el mes de julio.
Es importante mencionar que los romeros llegaron a ese santuario el pasado miércoles a las 05:00 horas y fueron recibidos por monseñor Alberto Reynoso, canónigo de la Basílica de Guadalupe.
El retorno de los peregrinos que acudieron a pie, los ciclistas y quienes llegaron en autobuses o vehículos particulares, se efectúo alrededor de las 14:00 horas, la celebración eucarística concluyó cerca del mediodía.

No hay comentarios.: