lunes, 14 de abril de 2014

Promueve priista reformas para regular casas de empeño

Ciudad de México.- A fin de regular el cobro de intereses en las casas de empeño, el diputado federal priista Mauricio Sahui Rivero impulsa una iniciativa para reformar la Ley Federal de Protección al Consumidor. El integrante de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados dijo que en la propuesta se plantea que la tasa de interés de las casas de empeño no sea superior a tres por ciento mensual, cuando la cantidad prestada no exceda 744 salarios mínimos. Explicó que para dicho caso se propone adicionar un Artículo 65 Bis 8 a la Ley Federal de Protección al Consumidor, por lo que quien incumpliera esa disposición perdería su registro para operar como casa de empeño. El diputado federal agregó que le preocupa la proliferación de casas de empeño en las ciudades del país y que cada una tenga sus propias reglas y tasas de interés, que van desde tres por ciento hasta más de 25 por ciento mensual en empresas que operan como franquicias. Añadió que dichos establecimientos cuentan con el denominado refrendo, que es la opción de las personas para evitar que su prenda sea rematada en caso que no pueda pagar su deuda, y también les representa mucho gasto, pues aplican el mecanismo varias veces. “Hay personas que mantienen el refrendo durante meses, y a la vuelta de un año llegan a pagar hasta el triple del monto original que recibieron de préstamo, pero sin saldar la deuda”, comentó Sahui Rivero. Por ello en la propuesta de reforma, el priista plantea que se determine un límite de porcentaje en los intereses, ya que si bien el acreedor prendario tiene derecho a ser retribuido por el incumplimiento de la obligación del deudor, esta debe ser limitada por la legislación. Mauricio Sahui alertó que ante la problemática de no estipularse un límite máximo, el deudor lejos de poder cumplir con su obligación de pago pierde el bien que dejó en prenda al no poder saldar los intereses. Aclaró que la restricción al cobro de interés en las casas de empeño no es plena, es decir, “lo que se pretende es la protección a la clase más necesitada, que generalmente es la clase media-baja”.

Notimex

No hay comentarios.: