martes, 24 de febrero de 2015

Suben intoxicados por Cuaresma

Estado de México.- Médicos privados reportaron un incremento hasta de un 25% de intoxicaciones durante la temporada de Cuaresma, por consumir pescados y mariscos contaminados o en mal estado.
El doctor Mario Vázquez Valencia, médico del Hospital Satélite, afirmó que urge tomar medidas preventivas al comprar y consumir pescados y mariscos, debido a que estos alimentos, de no ser manejados adecuadamente, pueden contaminarse fácilmente con microorganismos, dañinos para la salud.
Por ello, se recomienda a las familias mexiquenses que acostumbran comer productos del mar durante la Cuaresma, que los consuman cocidos o fritos, nunca crudos, especialmente los menores de cinco años y los adultos mayores de 60, pues su organismo es más susceptible a una intoxicación por alimentos descompuestos.
Detalló el doctor, que las intoxicaciones se incrementan entre un quince hasta un 25 por ciento durante esta temporada. "No es lo mismo una infección gastrointestinal que una intoxicación por alimentos, aunque algunos síntomas se parezcan", explicó.
La intoxicación no produce fiebre y aparece de manera repentina, en tanto que la mayoría de las infecciones gastrointestinales se acompañan de temperatura elevada, eventos diarreicos, además de que sus manifestaciones pueden tardar en aparecer entre doce horas y hasta cinco días después de que se adquirió el virus o la bacteria.
Mencionó que de acuerdo con el Centro Nacional de Vigilancia, Epidemiológica y Control de Enfermedades (Cenavece) es importante tomar algunas medidas preventivas, sobre todo en los lugares donde se venden este tipo de productos.
Es indispensable verificar que los establecimientos estén en perfectas condiciones de higiene, que los productos que se ofrezcan, en el caso de pescados y mariscos, se encuentren con suficiente hielo y el personal que los expende tenga una presentación limpia.
De igual forma, se recomienda a la población consumir alimentos frescos y evitar la compra de productos del mar que presenten mal aspecto o tengan olor desagradable, si es pescado, es necesario revisar que los ojos sean brillantes, translúcidos y convexos, que la piel sea radiante, las escamas no se desprendan con facilidad y que las agallas tengan un rojo intenso.
Si se trata de camarón, hay que observar que los ojos sean brillantes y que estén firmemente adheridos, no huela mal y que las patas, antenas y cola no se desprendan fácilmente.Otra de las recomendaciones consiste en cocer y freír perfectamente pescados y mariscos (recuerde que el limón no mata los microbios). Lavar con agua y jabón frutas y verduras, posteriormente desinfectarlas agregando cinco gotas de cloro y sumergirlas durante 30 minutos.

No hay comentarios.: