martes, 2 de junio de 2015

Perfilando

Por Iván Calderón
Erick Lagos, confianza
Erick Alejandro Lagos Hernández al parecer hizo de lo imposible, posible.
En el distrito XX con cabecera en Acayucan el isleño de cuarenta años recuperó la confianza de los ciudadanos.
Lagos logrará otro escaño en su carrera política.
Erick, será el próximo diputado federal en esta parte del estado que es sumamente complicada.
De esto, no hay duda.
Y es que en la Llave del Sur, en los Llanos del Sotavento y parte de la Cuenca del Papaloapan muchos ciudadanos fueron y siguen olvidados por sus algunas de sus autoridades.
Incluso la población se ha sentido traiciona por diversos representantes sociales quienes en el pasado pidieron el voto, y jamás regresaron a cumplir.
Con esto, Lagos Hernández nadó contra la corriente.
Su campaña vino de menos a más.
Erick paso a paso convenció a los diferentes sectores de la sociedad de ser la mejor opción para representarlos en el Congreso de la Unión.
Durante este proceso, el oriundo de ciudad Isla tuvo que derribar muros y picar piedras.
El moreno disputó y persuadió a quienes se consideran caciques de diversos puntos del distrito, e inteligentemente logró unificar a las diversas corrientes políticas y sociales a favor de su persona.
Para el candidato no fue nada fácil la tarea.
Los colores que representa se encuentran muy cuestionados.
Pero sucede un singular fenómeno.
En los municipios de Acayucan, Chacaltianguis, Isla, Juan Rodríguez Clara, Playa Vicente, San Juan Evangelista, Sayula de Alemán, José Azueta, Tuxtlilla, Carlos A. Carrillo y Santiago Sochiapan la gente este 7 de junio saldrá a votar no por los partidos, o por los colores.
En el distrito XX, votarán por la persona.
Los ciudadanos dejarán atrás los románticos argumentos de los votos anti Peña o en contra del sistema porque saben quién representa la capacidad y experiencia para legislar. 
Y es que a como van las encuestas, los sufragios serán depositados a favor del “El Hombre de Resultados”.
El candidato por la alianza PRI-PVEM movió conciencias e inquietudes.
Erick caminó y construyó un franco dialogo con los electores, logrando renovar la desgastada imagen de los políticos.
Lagos Hernández reconquistó de nueva cuenta la confianza pérdida en quienes buscan el voto popular, y renovó la esperanza de que a esta parte de Veracruz le puede ir mucho mejor.
Hay que decirlo, luego del 7 de junio Erick tendrá muchas asignaturas pendientes, porque después de recuperar la confianza de los ciudadanos se verá obligado a cumplir y a convertirse en uno de los mejores diputados del país.
Esperemos que los sueños y esperanzas del electorado de esta parte de la entidad no queden en ilusiones vanas y que Erick no resulte como muchos, uno más del montón.
Lagos trae arranque y empuje, su fuerza política le puede dar para mucho más.

No hay comentarios.: