jueves, 9 de julio de 2015

No se descarta que el dólar suba aún más frente al peso en el futuro

Ciudad de México.- El dólar ha llegado esta mañana a un nuevo máximo frente al peso mexicano, y la culpa es el nerviosismo de los mercados por Grecia, junto con otros aspectos locales. En bancos del Distrito Federal la moneda estadounidense se vende hasta en 16.15 pesos, un nuevo máximo en la cotización al público.
El dólar interbancario, que se compra en el mercado externo por entidades financieras, y al cual no pueden acceder los usuarios, se depreciaba 1.1 por ciento al inicio de la jornada a un nuevo máximo de 15.8625 pesos. En el Aeropuerto de la Ciudad de México, llegó a un máximo de 15.99 pesos y los centros cambiarios de la terminal promedian la venta en 15.87 pesos.
En ventanillas bancarias, el dólar estableció un nuevo precio máximo frente al peso, al venderse en 16.15 pesos, y el avance estuvo en línea con la fortaleza del dólar con respecto a las principales divisas del mundo, ante la preocupación de los inversionistas por la situación financiera de Grecia y por las caída de los mercados accionarios de Asia, particularmente de China.
Por el contrario, el dólar en su modalidad spot registró una depreciación de 0.16 por ciento o 2.45 centavos a 15.8174, según Banco de México. Para hoy, más allá de las minutas de la Reserva Federal de Estados Unidos, las cuales señalaron un posible aumento de la tasa de interés en este año, el comportamiento del tipo de cambio volverá a estar marcado por el desarrollo de las negociaciones de Grecia con sus acreedores y la volatilidad de los mercados asiáticos.
Analistas de Banorte dicen que además de la situación en Grecia, que ha golpeado a la mayoría de las monedas alrededor del mundo, los inversionistas también resienten la ausencia de catalizadores positivos en el corto plazo para la economía mexicana.
Esto quiere decir que no han visto señales suficientes en los indicadores económicos que apoyen la idea de un ritmo de crecimiento mayor en lo que resta del año. De hecho, el viernes pasado se dio a conocer que analistas redujeron nuevamente su estimación de crecimiento para 2015 a 2.6 por ciento, una baja de una décima, y a ello se debe agregar la incertidumbre sobre el alza de tasas de la Fed.
Y es que cualquier dato de EU que sugiera una mayor fortaleza de su economía podría ser perjudicial para el peso, y el balance es que no se puede descartar que el dólar suba aún más frente al peso en el futuro.

No hay comentarios.: