martes, 17 de noviembre de 2015

La publicidad de El Buen Fin se esmeró en promover la compra de televisores

Ciudad de México.- Este lunes concluyó la edición 2015 de El Buen Fin, la cual se caracterizó por una campaña publicitaria en la televisión abierta para promover la compra de pantallas para estar listos ante el apagón analógico. Los comerciales fueron transmitidos en señal abierta, de manera constante el domingo, y explicaban la implicación del apagón analógico.
En días previos a El Buen Fin, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, había dicho que productores y comercializadores harían un esfuerzo por vender televisores digitales con muy buenas ofertas.
Como ocurrió en ediciones anteriores, las pantallas fueron uno de los productos más buscados, pero también los de mayor variación de precios.
La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) detectó el fin de semana incrementos en mil 505 artículos electrónicos y electrodomésticos, principalmente en pantallas de televisión, lavadoras, devedés y Blue Rays. En algunos casos los precios fueron incrementados con antelación a El Buen Fin para rebajarlos el día que empezó, viernes 13.
Como ejemplo de esta práctica, en la tienda Liverpool de Polanco la pantalla Sony de 50 pulgadas costaba 18 mil 239 pesos el miércoles 11 de noviembre, uno de los precios más altos detectados por la Profeco. Sin embargo, en el primer día de El Buen Fin, Liverpool redujo el precio en 25.7 por ciento, a 13 mil 535.40 pesos, cifra más apegada al promedio registrado por la dependencia en la zona metropolitana de la ciudad de México.

No hay comentarios.: