jueves, 3 de marzo de 2016

Reconocimiento de los pueblos originarios como sujetos de derecho público en este periodo ordinario

Ciudad de México.- El presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas, diputado Vitalico Cándido Coheto Martínez (PRI), afirmó que el reconocimiento de los pueblos originarios como sujetos de derecho público tiene que aprobarse en este periodo ordinario de sesiones.
Existe una iniciativa al respecto y el dictamen se tiene que sacar “lo más pronto posible”, porque una vez reconocidos, sus asambleas tendrán el peso y sustentación legal con la que se podrá pedir el respeto a los acuerdos que ahí se tomen, se reconocerán realmente sus usos y costumbres y tendrán sustento legal.
Ante representantes de pueblos, comunidades y organizaciones indígenas del país, el legislador manifestó su preocupación por que se tengan muchas leyes, pero persista la pobreza, y estimó que no se pueden cerrar los ojos ante esa realidad.
Por ello, dijo, se deben emitir leyes, disposiciones y acuerdos que se traduzcan en políticas públicas que impulsen el desarrollo que surja de las entrañas de las mismas comunidades, que sean ellas las que asuman esas tareas para mejorar su situación socioeconómica, porque “de nada sirve tener bonitas leyes si no se traducen en ese mejoramiento que exigen nuestros  pueblos”.
Durante la reunión de la comisión, se instalaron tres subcomisiones sobre: Dictamen y Agenda Legislativa, Presupuesto y Evaluación, y de  Interlocución con los Pueblos Originarios de México, las cuales, explicó Coheto Martínez, tienen el propósito de dinamizar el trabajo legislativo, traducir en leyes los planteamientos y demandas de las comunidades que se traduzcan en políticas públicas y acciones que contribuyan a dar respuesta a la problemática del desarrollo.
“Queremos un desarrollo que impulse realmente este cambio en los pueblos, que propicie el mejoramiento de sus condiciones de vida y, sobre todo, un desarrollo sostenible que no sea sexenal”.
Sostuvo que aún hay temas pendientes como desarrollo y bienestar de los pueblos, analizar la normatividad para que las dependencias no sólo atiendan adecuadamente a los pueblos sino que haya respeto y mayor comunicación con las autoridades y la población. Adelantó que presentará una iniciativa para que las lenguas nacionales tengan ese reconocimiento.
El diputado Miguel Ángel Sulub Caamal (PRI), a nombre de la subcomisión de Dictamen y Agenda Legislativa, expuso que el propósito será impulsar de manera ágil el desahogo de cada uno de los asuntos  turnados a esta comisión, para que los proyectos de dictamen estén a tiempo y analizados y, cuando se pongan a consideración de esta instancia legislativa, se tomen las mejores decisiones a favor de las comunidades indígenas.
Por la subcomisión de Presupuesto y Evaluación, la diputada Katia Berenice Burguete Zúñiga (PAN) dijo que se dará seguimiento puntual  al recurso asignado a este sector en cuanto a cómo se gasta, dónde se implementa y qué se puede hacer para que a los pueblos indígenas les llegue de manera efectiva.
De la subcomisión de Interlocución con los Pueblos Originarios de México, el diputado Guadalupe Hernández Alcalá (PRD) precisó que el trabajo será articular acciones importantes, dialogar no sólo con los líderes de las comunidades, sino ir a la masa social que muchas veces no conocen a sus representantes, en dos vertientes fundamentales: desarrollo integral de los pueblos originarios y en la armonización legislativa.
En tanto, el diputado Guillermo Rafael Santiago Rodríguez (Morena) subrayó que el problema, más allá de reglas de operación, radica en que el Estado mexicano tiene que cambiar su relación con los pueblos originarios; han existido muchos programas pero no se ha llegado al punto medular de la situación en la que viven los pueblos y se les sigue tratando como sujetos de interés público. Por ello, se requiere cambiar las leyes para reconocerlos como sujetos de derecho público  
Lillian Zepahua García, diputada del PRI, aclaró a los representantes de las comunidades que los diputados son sus aliados y tienen el compromiso de trabajar por mejorar sus condiciones de vida.
El diputado Christian Joaquín Sánchez (PRI) se pronunció por fortalecer la consulta indígena para conocer lo que requieren; trabajar en armonizar las leyes y homologarlas, así como en formar un sistema penitenciario que atienda a infractores de las comunidades indígenas y que la reinserción se dé acorde a usos y costumbres. 
Del mismo partido, el diputado Timoteo Villa Ramírez se manifestó por trabajar conjuntamente con los representantes de las comunidades indígenas en el análisis de los proyectos que se requieren, por lo que les expresó su respaldo.
También del PRI, el diputado Próspero Manuel Ibarra Otero (PRI) refirió que aún se lucha con un alto rezago de la calidad de vida en los rubros de vivienda, salud y educación. Por ello, apoyó que la comisión sea el vínculo entre el progreso y bienestar, respetando sus usos y costumbres. 
La diputada Karina Sánchez Ruiz (Nueva Alianza) expresó su preocupación por la situación y condición de los pueblos originarios. Precisó que dentro de la agenda de la Comisión está el abordar el tema de los sujetos de derecho público, la educación indígena y las mujeres indígenas; pidió sumarse con sus opiniones y puntos de vista.
Por Morena, la diputada Modesta Fuentes Alonso manifestó su respaldo y compromiso para luchar por el avance de los derechos de los pueblos indígenas. 
La diputada Rosa Guadalupe Chávez Acosta (PRI) resaltó que la participación de las mujeres es muy importante, porque es muy difícil que puedan hacerlo y que los hombres las acepten como sus representantes. Se pronunció a favor de apoyar al sector para que se plasme en la ley lo que requieren las comunidades. 
En su intervención, el diputado Álvaro Rafael Rubio (PRI) recordó que la lucha de los pueblos indígenas para lograr sus derechos ha sido muy fuerte, ya que han sido sujetos de discriminación; el esfuerzo que hacen para asistir a la Cámara de Diputados no debe ser inútil, se tienen que encontrar los beneficios que requieren. 
De la Organización Nación Otomí, Aristeo López Pérez subrayó la importancia de temas en el marco de los derechos de los indígenas, y estimó que ese debe ser el eje con el cual deben girar todos los trabajos en esta comisión.
Pidió agilizar la armonización de las leyes en toda la normatividad y el marco jurídico internacional para que esto sea rápido y no administrar la pobreza de los indígenas, “porque es lo que se ha hecho desde 1989, desde que se firmó el convenio 169, el cual es vinculante, y aún seguimos siendo pobres, marginados y excluidos”.
Señaló que las reglas de operación son inelegibles para la mayoría de los indígenas y “podemos indicarles cómo se deben tratar”, ya que “no es posible que haya reglas donde no se entienda qué es lo que queremos realmente”.  Urgió a aplicar los programas y proyectos de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígena (CDI) y los gobiernos estatales.
“Esos 85 millones que tienen programados para la Comisión de Asuntos Indígenas deben administrarse transparentemente y orientarse hacia proyectos productivos, comerciales y de servicios que maduren y fortalezcan nuestra lengua y cultura”.   
Del Movimiento Regional Indígena,  Héctor Pedraza Olguín señaló que existen diversos temas de interés de los representantes de las comunidades como la agenda internacional en materia indígena, legislar para que los pueblos sean sujetos de derecho público, consulta pública y representación política.  
Pidió recoger los planteamientos y expresó su disposición a trabajar de manera conjunta con las subcomisiones para aportar sus conocimientos en el tema.   

No hay comentarios.: