sábado, 30 de abril de 2016

Constructora demanda a ejidatarios de Atenco por robo

Estado de México.- La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) inició dos denuncias penales contra campesinos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), de San Salvador Atenco y Tocuila, Texcoco, por presunto robo y obstrucción de trabajos de construcción para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).
En particular los acusa de obstruir las labores para la construcción de la autopista Pirámides-Texcoco, que forma parte del proyecto el nuevo Aeropuerto.
Se trata de las dos primeras denuncias penales contra campesinos del FPDT que se inician por su oposición a la autopista y el proyecto del NAICM.
La empresa constructora Cypsa Vise, concesionaria de la obra, interpuso la primera denuncia –número de carpeta 322180830034716 y noticia criminal 322180055415—por el delito de obstrucción de los trabajos que los ejidatarios mantienen detenidos desde el sábado pasado, de acuerdo con La Jornada.
Los campesinos también fueron acusados por el robo de membrana de tela y red de plástico para la cimentación de la vía que quemaron el miércoles pasado.
La segunda denuncia penal fue interpuesta por tres trabajadores de la misma empresa: Ricardo Laguna Soto, José Luis Plata Cortés y Rigoberto Echevester Muñoz, quienes presuntamente fueron expulsados por los campesinos de sus tierras y los corretearon con sus machetes cuando pretendían reanudar los trabajos de la autopista el jueves pasado por la mañana.
Los ejidatarios empezaron a movilizarse desde que se anunció la reactivación del proyecto del NAICM en Texcoco y sus acciones se han intensificado en los días recientes con la incursión a tierras ejidales de topógrafos, trabajadores, Policías Federales y elementos del Ejército.
Desde el pasado 11 de abril arreciaron los altercados de los campesinos con trabajadores y fuerzas de seguridad. El más reciente ocurrió el miércoles pasado cuando los ejidatarios incendiaron la membrana de tela y red de plástico utilizado para la cimentación de la autopista.
Y tomaron medidas más duras el jueves pasado: desviaron parte del caudal del canal de aguas residuales Río Texcoco, que corre por la zona y con zanjas condujeron el agua a sus ejidos para inundar las tierras y así evitar que la maquinaria trabaje en la edificación de la obra.

Proceso

No hay comentarios.: