jueves, 7 de abril de 2016

No sólo los ricos o ultra ricos utilizan cuentas “'offshore”

Ciudad de México.- No sólo los ricos o ultra ricos utilizan cuentas con ventajas fiscales, conocidas como “'offshore”; también la gente común y corriente las utiliza para simplificar transacciones con parientes en el extranjero o para tener dinero en países a los que viajan a menudo o, por motivos de peor gusto, para esconder dinero del que pronto será un excónyuge, aun cuando los archivos han mostrado cómo hacen algunas de las personas más ricas del mundo para ocultar sus activos y evitar el pago de impuestos.
Mark Matthews, un fiscal y ex subcomisionado de la hacienda estadounidense, reconoce que es imposible decir cuántas de esas cuentas tienen propósitos legítimos pero, “mi sensación es que hay una gran mayoría de personas que tienen motivos legales”. Y es que una cuenta offshore es, simplemente, una cuenta financiera o fondo establecido en un lugar distinto al País de residencia de la persona. Los estadounidenses pueden tenerlas en el extranjero, y muchos extranjeros las tienen en Estados Unidos. Pueden crearse para empresas o particulares.
Las agencias regulatorias, especialmente las estadounidenses, han perseguido estas cuentas en los últimos años. Resulta difícil hacer un recuento exacto de cuántas existen y quién las controla por su propia naturaleza: muchas están diseñadas expresamente para ofrecer anonimato a sus propietarios pero hay varios motivos por los que una persona que no esté entre los súper ricos podría tener una cuenta en el extranjero:
1.-Familia: Los migrantes suelen mantener cuentas en su país natal para simplificar gestiones cuando regresan a casa o para ayudar a atender a familiares que se quedan atrás. Esos lazos financieros pueden durar generaciones a través de herencias. Por supuesto, esto puede resultar en situaciones confusas o complicadas. Matthews señaló que pueden producirse si se mantiene un negocio familiar en el país de origen o si hay secretos familiares. Estados Unidos ha hecho varios intentos de obligar y fomentar a los ciudadanos a revelar sus activos en el extranjero, como un programa de revelación voluntaria iniciado en 2009, y que ha sacado a la luz más de 54 mil declaraciones y 8 mil millones de dólares en impuestos.
2.-Comodidad: Unos 8 millones de estadounidenses viven en el extranjero. Eso implica que hay muchos que podrían querer acceso sencillo a bancos locales para domiciliar su sueldo, sus facturas o sacar efectivo. “Parece haber una presunción de que si uno tiene una cuenta en un país extranjero, intenta esconder dinero del gobierno”, dice Jane Bruno, cuya consultora fiscal en Florida se especializa en ayudar a estadounidenses que viven en el extranjero. Esa facilidad de acceso en el extranjero puede causar algunos problemas en casa. Las iniciativas para perseguir a los infractores con cuentas en el extranjero han hecho que la situación sea abrumadora para algunas personas que viven fuera y tratan de cumplir la ley. A diferencia de la mayoría de países, Estados Unidos grava a sus ciudadanos sobre todos sus ingresos, independientemente de dónde los obtengan o dónde vivan. Eso puede producir algo de ansiedad en el papeleo.
3.-Proteger activos: Algunas personas sacan sus activos del país para protegerlos de una futura demanda, un divorcio u otro ataque de un tercero. Barry Engel, abogado especialista en protección de activos, dijo que algunas personas se sienten amenazadas por su fortuna o su profesión, o quizá han visto a amigos sumidos en costosas disputas u otros problemas, y en muchos casos, los activos en un fondo extranjero quedan fuera de alcance en una disputa legal.
4.-Empresas: Los propietarios de pequeñas empresas, especialmente de internet, pueden tener clientes en todo el mundo, y puede que tengan poca o ninguna actividad en el país donde viven los propietarios. Esas empresas suelen encontrar formas mucho más sencillas —y baratas— de incorporarse en el extranjero, en lugares donde las cuotas de registro o los impuestos son bajos, o donde resulta más fácil procesar pagos procedentes de varios países.
También hay productos financieros que sólo están disponibles en algunos países, que pueden requerir una cuenta en ese país. 
Gobernantes

No hay comentarios.: