martes, 25 de octubre de 2016

El tortuoso camino para lograr una candidatura independiente

Ciudad de México.- La figura de los candidatos independientes nace, crece y se desarrolla como una crítica al régimen de partidos políticos. Se asegura que surgen como una necesidad, que sirven para competir por un cargo de elección popular sin necesidad de ser abanderado por un partido político.
Pero las candidaturas independientes podrán serlo en estricto sentido de algún partido durante una elección, pero sólo para organizarse en torno a un nuevo partido que, por razones prácticas o estratégicas, llaman “candidatura independiente” durante el periodo de campaña.
Cada persona que reciba su constancia de aspirante contará con un plazo de 57 días para conseguir el apoyo del 3% del padrón electoral que se requieren para registrarse como candidatos independientes y, para lograr este apoyo, deben aplicar los recursos que se determinen por ley como tope de precampaña, los cuales deben ser lícitos y de origen privado; es decir, de su bolsa.
Entre gastos de notario y de precampaña, los ciudadanos interesados en mejorar su país y de paso, sus ingresos, tendrán que invertir al menos 130 mil pesos, el equivalente a mil 850 salarios mínimos, lo que representaría, para un mini-asalariado, trabajar cinco años para reunir dicha cantidad.
Luego de este tortuoso y caro procedimiento, cuatro meses después la autoridad electoral resolverá si el ciudadano es digno de competir desde una candidatura independiente.
Ya con ello, como candidatos independientes, deberán competir con las aplanadoras partidistas y sus marrulleros conductores, los candidatos oficiales de los partidos en condiciones de verdadera inequidad política. Los ciudadanos dispondrán de menores recursos económicos y espacios en medios de comunicación.
Es claro que los requisitos impuestos a los candidatos independientes son de imposible cumplimiento; son evidentes las desventajas que afrontarán.
Requisitos
El más importante parece ser el de reunir firmas de apoyo del tres por ciento del padrón electoral.
En un municipio o un distrito electoral donde el padrón sea de 100 mil electores conseguir 3 mil firmas de respaldo no se antoja tan difícil, máxime si el candidato tiene una presencia que lo respalde.
Pero en el caso de los posibles candidatos independientes para la gubernatura del Estado de México el requisito se complica más, pues se requiere el respaldo de más 300 mil ciudadanos.
Para que se pueda dar una candidatura independiente a gobernador en el Estado de México es necesario que quien la promueva cuente con experiencia y un equipo de campaña profesional.
De existir un candidato independiente a la gubernatura mexiquense sólo se puede dar bajo dos circunstancias: una ruptura dentro de un partido o la existencia de un grupo de personas, experimentados en política, con la decisión de fomentar una candidatura independiente.

AlfaDiario

No hay comentarios.: