viernes, 21 de febrero de 2014

Piden evitar violencia infantil en las instituciones educativas

Ciudad de México.- Al encabezar la inauguración del "Segundo Congreso Internacional sobre Maltrato, Abandono Infantil y Convivencia Escolar", el secretario de Docencia de la UAEM, Alfredo Barrera Vaca, llamó a padres de familia e instituciones educativas a asumir su responsabilidad y evitar el ejercer violencia contra los niños.
Y es que dijo, es al interior de estos senos donde se presentan castigos físicos, que incluso llegan al abuso sexual.
Explicó que de acuerdo con las investigaciones realizadas, la escuela es el lugar propicio para detonar las acciones de mayor impacto para el destierro de la violencia infantil, por lo cual el evento de carácter académico se orienta al análisis también de convivencia escolar.
Añadió que en las instituciones educativas, la violencia entre iguales se presenta como signo de exclusión o "bullying". Mencionó que víctimas de este maltrato, además del daño físico y emocional, frecuentemente abandonan la escuela como forma de escape a esta situación, puesto que no sólo atentan contra su dignidad, sino también contra su integridad física.
Destacó que de acuerdo con el estudio de la Secretaría General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños, en el seno familiar las principales manifestaciones de violencia son los castigos físicos como forma de disciplina, en donde también se presentan abuso sexual y la explotación económica.
Añadió que una vez fuera de la escuela, el menor se convierte en "blanco fácil" de explotación laboral, mayor violencia, trata de personas y son fácilmente enganchados por la drogadicción, prostitución y actividades ilícitas vinculadas con el crimen organizado.
Refirió que de acuerdo con el Instituto Interamericano del Niño en América Latina, aproximadamente dos millones de menores son explotados sexualmente e insertados en la prostitución con menos de 15 años, mientras seis de cada 10 han sido expulsados de sus hogares y la mayoría abandonan la escuela en edad temprana.
En este sentido, solicitó a los adultos y maestros asumir su responsabilidad y generar una convivencia sana, tanto en el seno familiar, como en el escolar.
"Somos los adultos los que propiciamos esta situación contra quienes deberíamos proteger y cuidar, porque a veces al ejercer violencia contra menores no nos percatamos que dañamos sus derechos. No importa si este proceder sea voluntario o involuntario, lo que importa es que no debe existir", indicó.
"Comencemos en la escuela, estudiemos y cuidemos la convivencia escolar, puesto que es en este ámbito, desde la temprana edad, donde los niños construyen su propia ética que los conducirá como adultos", añadió.
Exteriorizó que el congreso permitirá compartir experiencias y formular propuestas de intervención para luchar contra este delito que existe en la escuela y sociedad.

No hay comentarios.: