jueves, 19 de mayo de 2016

Gendarmería no asusta al hampa: crece el crimen

Coatzacoalcos, Ver.- Por segunda ocasión, en menos de una semana, taxistas de Coatzacoalcos liberaron las plumas de la caseta de peaje del Puente Coatzacoalcos I para exigir la aparición de tres de sus compañeros, levantados por un grupo armado, presuntamente elementos de la Fiscalía Genera del Estado (FGE).
La tarde de ayer, los taxistas de Coatzacoalcos se apostaron en el puente Coatzacoalcos I para exigir a las autoridades, la aparición con vida de sus compañeros, en un sitio que tienen en la parada de autobuses que vienen de Nanchital, a un costado del puente caracol, a unos metros de la comandancia de la Policía Federal.
Los taxistas señalaron que un grupo armado, llegó en una camioneta blanca y amagó a los tres taxistas de nombres: Gustavo Sánchez Domínguez que manejaba la unidad 16 al momento del levantón, Enrique Joachín, de la unidad 5185 y Elías López Ruiz del taxi 5742.
Los elementos fuertemente armados encañonaron a los tres taxistas y se los llevaron sin mostrarles ordenes de aprehensión.
Señalaron que incluso una pasajera fue bajada a punta de pistola de una de las unidades y la dejaron libre, por lo que consideran que las personas armadas podría tratarse de un operativo por alguna corporación policiaca, aunque no llevaban unidades oficiales.
Los taxistas que se encontraban en el sitio pidieron a los elementos del mando único que interceptarán la unidad, pero no les quisieron dar apoyo, aumentado la molestia de este gremio.
Detallaron que les informaron que no podían realizar ningún operativo en las entradas y salidas del municipio, antes de que pusieran la denuncia.
Dijeron que en la Agencia del Ministerio Público tardaron casi dos horas para poner la denuncia por el levantón de los tres trabajadores del volante y que al ver que no les hacían caso ni implementaron algún operativo, decidieron realizar la protesta en la Caseta de Peaje del Coatzacoalcos I.
Hasta el momento, los taxistas sólo liberaron las plumas del puente, pero si ninguna autoridad responde, amagaron con bloquear el paso a los complejos petroquímicos y además todos los accesos de la ciudad.
Apenas hace una semana, los taxistas de Villa de Allende se manifestaron en el mismo lugar por la inseguridad que viven y los constantes robos que han sufrido, sobre todo cuando realizan viajes especiales hacia los complejos petroquímicos.
Este incidente se da a unas horas de que ingresen a la zona sur del estado, la gendarmería del estado, debido a la ola de secuestros y homicidios dolosos que se han presentado desde hace más de seis meses.
Piden apoyo para menor plagiada y ultrajada
Una familia pide apoyo para una menor que fue secuestrada y ultrajada por más de 15 días, por una persona; esto a pesar de que contaba con ocho meses de embarazo, su estado de salud es muy grave.
Por el centro y el embarcadero de Lanchas entre Coatzacoalcos y Villa de Allende, vende dulces una familia, con el único fin de obtener algo de dinero para poder pagar la rehabilitación de la menor Z.G.H de 17 años de edad.
La menor se encuentra hospitalizada en la clínica 33 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con dos costillas rotas, contusiones, riesgo de aborto por la evidencia del abuso sexual con objetos.
La joven estuvo privada de su libertad por una persona, durante más de 15 días, tiempo en el que fue violada numerosas ocasiones y golpeada salvajemente, a pesar de que se encontraba en avanzado estado de embarazo.
La víctima ingresó al centro médico luego de que la encontraran tirada en un predio en Villahermosa, en días pasados; las autoridades abrieron una investigación por el abuso sexual y la privación ilegal de la libertad.
Laura del Carmen Hernández Barrera, madre de crianza, contó que aunque ella no quiere contar lo que sufrió por más de 15 días, las autoridades determinaron el abuso constante que recibió esta menor por parte de su victimario.
La menor está luchando por conservar el producto, aunque existe un alto riesgo de que lo pierda, debido al maltrato que sufrió.
Refirió que desde el momento que desapareció el 25 de abril, la familia empezó a pegar volantes con su foto y después las autoridades le hablaron para informarle que apareció tirada en un basurero de Villahermosa.
Las investigaciones –dijo– no se han podido realizar, pues ella no quiere declarar más por miedo, pero temen que el agresor sea de su círculo cercano o alguien que conoció en Coatzacoalcos.
Esta familia se dedica a vender dulces en el paso de lanchas para sostenerse, ahora además piden limosna para pagar las medicinas que debe tomar la menor para que no pierda el producto, ya que el IMSS no los tiene en la farmacia.
Veracruz es uno de los estados más peligros para las mujeres y en la administración de Javier Duarte se ha incrementado el número de feminicidios en toda la entidad, aunque el sur es el que tiene más casos de violencia.
Datos de Movimiento Amplio de Mujeres, ubican a Veracruz como uno de los estados más peligrosos con saldo de 46 mujeres asesinadas, de las cuales 36 eran feminicidios, reportados a finales de marzo pasado.
En Veracruz entre los años 2010 y 2015 se registraron al menos 10 mil 295 casos de violación sexual y otros delitos sexuales cometidos en contra de mujeres y niñas.
A pesar de que diversos grupos de la sociedad civil han pedido la alerta de género, las autoridades estatales no consideran que sea necesaria.
El 5 de abril el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y Equifonía, Colectivo por la Ciudadanía, Autonomía y Libertad de las Mujeres, y otras Organizaciones de la Sociedad Civil de Veracruz presentaron una solicitud de Declaratoria de Alerta de Violencia de Género por Agravio Comparado con el objetivo de denunciar la situación de discriminación, criminalización y falta de acceso a los servicios que viven las mujeres y niñas veracruzanas.
Hasta el momento, el gobierno del estado no ha considerado necesaria activar la alerta de violencia de género.

La Jornada

No hay comentarios.: