jueves, 29 de agosto de 2013

Al Grano...

Guillermo Carvallo Cano

¿Quien conoce las entrañas de los acuerdos del sector cañero?
 El tema cañero en esta región si debe preocupar a todos en general, si partimos que la economía regional se mueve en torno a los ingenios azucareros, en este caso el de Tres Valles,  el López  Mateos de Tuxtepec, Oaxaca, el San Cristóbal de Carlos A. Carrillo y aunque en menor escala  el San Gabriel de Cosamaloapan,  cuyos productores por la caída   del precio del endulzante están saboreando como diría en su libro el padre Chamorro la “Caña amarga”.
En el caso del Ingenio Tres Valles del grupo PIASA   se permitieron tantas cosas que ahora los que están pagando los platos rotos son los productores que se ahogan con carteras vencidas endrogados con la empresa, es por eso la protesta, es por eso que alzan la voz, aunque esto le incomode a la factoría y a los dirigentes locales y nacionales de CNC y CNPR, protestar para exigir es su legítimo derecho.
Por ello los productores amenazaron y dieron una probadita el pasado viernes 23 de agosto cuando tomaron la carretera federal, demostrando que esto seguirá si no se les apoya con un subsidio para solventar sus necesidades más prioritarias, de lo contario  acudirán hasta la ciudad de México ante la SAGARPA y la Secretaría de Economía, la Cámara de diputados y senadores, para con esas acciones presionar al gobierno y sean tomados en cuenta, indudablemente esas acciones servirán para abonar al desbordamiento social que se está registrando en las diversas entidades federativas con grupos armados y la Coordinadora Nacional de Maestros perpetrados en el DF.
El tema es muy amplio he aquí un dato; el representante de Carlos Blackaller en la reunión del pasado viernes 23, Salvador Gonzáles Núñez aseguró que los ingenios no dan cumplimiento al artículo 17 donde dice que los empresarios tienen que exportar azúcar y por ello el mercado está saturado, también mencionó que se debe revisar el convenio entre el ingenio Tres Valles y líderes locales donde se establecen las condiciones sobre las ganancias del bagazo, la energía eléctrica y demás productos derivados de la caña que se generan en el ITV, por eso deberán exigir lo que  por ley les corresponde para obtener participación por las ganancias correspondientes.
En ese sentido, los líderes locales no miden los efectos de lo que puede ocurrir por la comodidad de la que ellos gozan  y por eso se corren los riesgos de lo que está ocurriendo con sus agremiados, para ellos es muy sencillo que sean los dirigentes nacionales los que resuelvan, sin embargo, les explota el cuete, y ya preocupados acuden a sus jefes para que los salven, pero la pregunta es, acaso revisan los convenios a los que se hace referencia renglones arriba?.
No informan previamente a sus representados los acontecimientos, logros, problemas,   y demás situaciones que pudieran presentarse y por eso se les arma, Dimas Fernández Herrera Ex dirigente local de la CNC dice que regularmente cunado estas cosas suceden y se salen de control, el dirigente nacional opta por enviar un delgado por espacio de unos 6 meses mientras las cosas vuelven a la normalidad para posteriormente convocar a nuevas elecciones de cañeros. Esperemos que no suceda así y los dirigentes locales se pongan del lado de los que tienen hambre que al final de cuentas por ellos juraron cuando se les rindió protesta, para velar por los intereses de sus agremiados.
Imagínese usted amable lector si será bueno ser dirigente cañero, si como dicen los que saben y al menos dicen que saben,  tan solo la cuota local es de 1 peso 22 centavos y para la dirigencia nacional  de 2 pesos con 33 centavos por tonelada de caña, que para el caso del Tres Valles se estima que se molieron 2 millones 300 mil toneladas en la zafra 2012-13, aparte  se derivaron a los ingenios 400 mil toneladas, lo que sumarian 2 millones 700 mil toneladas tan solo de la zona de abasto de Tres Valles, para eso haga usted sus cuentas. ¿Será un jugoso negocio?, esa pregunta respóndala usted mismo.
Pero las inconformidades continúan, y para terminar con la leña del árbol caído, los cañeros dejan claro que no les parece correcto y además lo consideran injusto que se les descuente en esta liquidación 6 pesos por tonelada por la derivación del producto de las 400 mil toneladas antes mencionadas, porque ello afecta a productores que no sacaron la caña del ingenio Tres Valles, para lo cual aducen que los dirigentes tenían la obligación de convocar a una asamblea para tomar ese acuerdo y no imponérselos sin su consentimiento.

No hay comentarios.: