jueves, 29 de agosto de 2013

Otra recomendación a la Secretaría de Educación, ahora a maestro agresivo

Toluca, México.- El Organismo defensor de los derechos humanos en el Estado de México emitió su Recomendación número 13 de este año, dirigida a la Secretaría de Educación de la entidad por algunos castigos corporales, violencia física y verbal ejercida por el profesor de una primaria ubicada en Valle de Chalco Solidaridad.
Dicho docente estableció como medida de corrección disciplinaria a sus alumnos, hicieran sentadillas, en repetidas ocasiones, cargando una llanta de automóvil, lo cual podría constituir el delito de abuso de autoridad y debido a ello, la CODHEM solicitó al Ministerio Público iniciar una investigación contra el maestro.
Las afectaciones provocadas por estos castigos, que ocurrieron de manera reiterada en contra de varios estudiantes de cuarto grado, ocasionaron incluso que uno de ellos fuera atendido en un hospital público y constituyeron una violación al derecho humano de los menores a ser protegidos contra los castigos corporales, crueles, inhumanos y degradantes, así como al derecho a la educación.
Derivado de estas conductas excesivas por parte del profesor Filiberto Peralta Fuentes, la CODHEM informó de los hechos al Ministerio Público, a fin de que se inicie una investigación en contra del docente, por el probable delito de abuso de autoridad.
De igual manera, la Defensoría de Habitantes recomendó a la Secretaría de Educación iniciar el procedimiento administrativo disciplinario, para imponer las sanciones correspondientes tanto al maestro, como al director de la escuela, quien omitió realizar una investigación profunda de los hechos.
Asimismo, la CODHEM reiteró a la autoridad educativa velar para que la disciplina escolar se administre de modo compatible con la dignidad humana del niño, mientras éste se encuentre bajo el cuidado de un docente y le pidió reforzar la difusión de una circular en la que se prohíban, investiguen y sancionen toda clase de conductas que atenten contra la integridad de las niñas y los niños.
Dicha circular deberá hacerse llegar a los directivos y maestros de la escuela donde ocurrieron los hechos, al igual que a la totalidad de autoridades escolares y administrativas de educación básica, quienes deben adoptar de inmediato las normas destinadas a investigar, deslindar y sancionar a nivel disciplinario y penal a los servidores públicos que cometan violaciones al derecho a la educación e integridad personal, lo cual implica aplicar la normatividad escolar vigente, y dar vista tanto al órgano de control interno como a las autoridades competentes.
Lo anterior, en vista de que al enterarse de las medidas impuestas por el profesor a manera de correctivo, el director del plantel, Gregorio José Luis Zavala Nieto, únicamente se limitó a imponer una severa llamada de atención por escrito al profesor, pero no realizó una investigación a fondo ni dio parte al supervisor escolar o a la Contraloría Interna de la Secretaría, tampoco tomó las medidas necesarias para evitar que estos abusos continuaran.

No hay comentarios.: