martes, 26 de agosto de 2014

SEP acepta que asignar escuela tras examen de Comipems propicia deserción

Ciudad de México.- Aunque no es el único factor que detona la deserción escolar en bachillerato, el esquema de asignación de aspirantes que participan en el examen único de ingreso a través de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) impacta en el abandono de los estudios, admitió la SEP.
El subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán, reconoció que ese método de asignar escuelas que no fueron de las primeras preferencias de los concursantes sí influye en su permanencia en el plantel, porque hay cierta desmotivación, ya que ingresan a planteles que no estaban en sus primeras opciones.
En entrevista durante una reunión del Movimiento Yo No Abandono, convocado por la Secretaría de Educación Pública, el funcionario federal reconoció que cuando un joven es asignado a una institución que no estaba entre las primeras opciones de su preferencia "genera desaliento, que eventualmente puede impactar en la deserción".
Sin embargo, aclaró que no es el único motivo por el que dejan de estudiar el bachillerato, ya que también han diagnosticado que 30% de los alumnos dejan de ir a la escuela porque son víctimas de acoso escolar.
Lo más grave, dijo, es que 60% de la deserción en la educación básica y media superior ocurre entre estudiantes de bachillerato, por lo que esta administración se fijó la meta de reducir seis puntos porcentuales ese grave problema, es decir, pasar de 15 a 9% al año.
Pese a esa meta, aceptó que cada año alrededor de 486 mil estudiantes de media superior seguirán desertando.

No hay comentarios.: