viernes, 12 de septiembre de 2014

Denuncia penalmente la Coprisem a establecimientos que rompen sellos

Estado de México.- De los más de 900 establecimientos con venta de bebidas alcohólicas en la entidad que han sido suspendidos por la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem), algunos han roto los sellos de manera ilegal; por lo cual han sido denunciados penalmente, y a unos cuantos las autoridades les han otorgado suspensiones provisionales.
En entrevista, el titular de ese órgano, Fernando Díaz Juárez, dijo que de julio del 2013 a la fecha, se han presentado más de 2 mil 700 solicitudes del dictamen de impacto de factibilidad; de los cuales 2 mil 309 han sido aprobadas; más de 300 fueron negados por no cumplir con los requisitos exigidos y otros 18 han sido revocados.
Las principales irregularidades por las cuales han cerrado los lugares son: falta del dictamen de factibilidad de impacto sanitario, violaciones a la Ley General de Tabaco y al manejo adecuado de alimentos, y menos del 20 por ciento de esos 900 han recurrido ante las autoridades judiciales, pero la efectividad de la Coprisem es superior al 90 por ciento.
También comentó que en la entidad tienen un registro de unos 12 mil establecimientos con venta de bebidas alcohólicas, aunque pueden haber algunos que operen en la clandestinidad, por lo cual siguen las revisiones y hasta el momento han aplicado más de 900 suspensiones e igual número de procedimientos administrativos.
En el caso del dictamen de factibilidad, recordó que ese documento lo emite un consejo rector de impacto sanitario integrado por cinco secretarías, la Comisión de Derechos Humanos, organismos empresariales, instituciones educativas, padres de familia, entre otros y colaboran con autoridades de los tres ámbitos de gobierno, donde intervienen elementos federales y estatales.
Díaz Juárez dijo que ya han dado vista al Ministerio Públicos por establecimientos que han violado los sellos de suspensión y de manera ilegal han reabierto, pero también por aquellos lugares que sin tener licencia para vender bebidas alcohólicas, lo han hecho.
"Tenemos las dos circunstancias: hay establecimientos que tienen violación de sellos de suspensión, se han presentado algunas denuncias porque es un delito de rompimiento de sellos y de quienes no tengan licencia para vender alcohol es un delito también que está tipificado; en todos lados tenemos esas circunstancias, pero estamos muy de cerca con la procuraduría, ya hay denuncias penales", explicó.
Aun cuando reconoció que los particulares han promovido algunos amparos, dijo las autoridades han otorgado suspensiones provisionales, pero ningún caso lo han ganado de fondo los particulares y recordó que también pueden aplicar sanciones económicas, pero si cumplen, se levantan los sellos.
Fernando Díaz enfatizó que el hecho de emitir un dictamen no quiere decir que sea permanente, pues está sujeto a ser revisado, y si hay alguna denuncia ciudadana, la autoridad sanitaria puede realizar una visita de supervisión para constatar que el establecimiento cumpla con todos os requisitos.

No hay comentarios.: