jueves, 11 de septiembre de 2014

López Obrador desaira al Senado, legisladores reprueban su actitud

México, D.F.-  Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), desairó a la mesa directiva del Senado de la República, que encabeza Miguel Barbosa, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al momento de entregar las 2.7 millones de firmar para solicitar una consulta popular con el objetivo de revertir la reforma energética.
López Obrador y Martí Batres acudieron al salón donde se entregarían las firmas, pero en lugar de colocarse donde se encontraban los integrantes de mesa directiva, se ubicaron del lado derecho junto a las 137 cajas con las firmas de los ciudadanos y comenzó a dar un mensaje.
Ante ello, Barbosa Huerta y los vicepresidentes Arturo Zamora, de Acción Nacional (PAN), y Lilia Merodio, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), decidieron abandonar el salón. Martha Palafox, del Partido del Trabajo (PT), secretaria de la mesa, permaneció en el lugar.
El presidente del Senado indicó que el desaire de López Obrador era una falta de respeto. “Esta es la casa del pueblo, pero la mesa directiva del Senado no permite un trato así en su propia casa. Hay que actuar con dignidad. Lo que vinieron a hacer los señores solicitantes fue una grosería a la mesa directiva”.
En tono molesto, Barbosa Huerta dijo que Servicios Parlamentarios recibiría las firmas y conforme a la ley se enviarán al INE. Sobre el incidente, López Obrador expresó: “Lo importante es que ya entregamos las firmas”.
Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, dijo que si se impone la reforma energética sin consultar a la ciudadanía se estaría dando un “golpe de estado”.
“Queremos que se le pregunte a los mexicanos si están de acuerdo o no en que se otorguen contratos con concesiones a particulares nacionales o a extranjeros en materia de petróleo, gas, petroquímica y en la industria eléctrica nacional. Que sean los mexicanos quienes decidan para que no haya una imposición”, dijo.
“Esto que estamos haciendo es un emplazamiento al poder judicial, ellos tienen que actuar con independencia, si ellos desechan la solicitud que hacemos para que se consulte, si ellos rechazan estarían violando la constitución y estarían haciendo golpe de estado y quedaría en México que no hay democracia, sino que predomina una dictadura”, añadió.
El líder de Morena reiteró que el poder legislativo ha sido secuestrado por la mafia del poder, pues aprobaron reformas a la constitución sin tomar en cuenta la opinión de los ciudadanos.

El Universal

No hay comentarios.: