miércoles, 14 de enero de 2015

Practican policías tiro al blanco con restos arqueológicos

Cuautitlan Izcalli, Méx.- Policías del municipio desataron una polémica cultural bastante grave en redes sociales, ello luego de que el alcalde Gabriel Casillas Zanatta dijera que un grupo de uniformados “practicó tiro al blanco con vestigios arqueológicos de la cultura tolteca en una bodega”. 
"Lamentablemente, y cuentan ahí algunas versiones, que los que estaban ahí cuidando, los policías, jugaban al tiro al blanco con las piezas prehispánicas", mencionó el edil en entrevista, donde abundó que los uniformados 'cuidaban' las piezas que desde hace dos años permanecen resguardadas al aire libre en la denominada unidad Joyas de Cuautitlán. 
Al momento, se reporta que ya existe una investigación por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la destrucción y saqueo de las piezas que se encuentran en un predio de 16 mil metros cuadrados (propiedad de la empresa Homex, junto al rancho El Terremoto). El Universal menciona que, hasta octubre del 2008, el sitio funcionó como laboratorio del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) del Estado de México, donde eran analizados vestigios prehispánicos hallados en el lugar durante la construcción de la unidad habitacional. En el laboratorio había pectorales y brazaletes de concha, figurillas y vasijas completas, así como miles de restos de piezas diversas, aunque en octubre del 2008 el entonces alcalde de Cuautitlán-México, Manuel Becerril, “impidió el acceso al personal del INAH” por motivos desconocidos y desde entonces, el paraje fue utilizado como campo de entrenamiento para policías. 
"Ahí están (las piezas), están bajo investigación, no podemos meternos. Pero es una falta de sensibilidad, porque es parte de nuestra historia, hay quienes pudiéramos estar de acuerdo o no, si tenemos que generar recursos o no para preservar eso, pero independientemente hay leyes que protegen, que no podemos pasar desapercibidas y tenemos que cuidarlo mientras no cambien las cosas", precisó el alcalde Zanatta, quien añadió que desde el 2 de septiembre de 2012, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación de oficio por el abandono de los restos arqueológicos.

No hay comentarios.: