viernes, 5 de febrero de 2016

Acusan al comandante de la 35 Zona Militar de proteger al Cártel del Sur

Chilpancingo, Gro.- La capital del estado fue tapizada esta mañana con mantas que acusan al comandante de la 35 Zona Militar, Raúl Gámez Segovia, de recibir cinco millones de pesos a cambio de formar paramilitares en la Sierra para apoyar al Cártel del Sur, que dirige un narcotraficante identificado como Isaac Navarrete Celis “El señor de la I”.
Esta es la primera ocasión que lanzan un señalamiento público contra el general de brigada formado en Washington, quien se desempeñó como director de la escuela de Inteligencia del Ejército y durante cinco años estuvo al frente de la Sección Segunda (Inteligencia Militar) del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, de 1992 a 1997, indica la ficha técnica de Gámez Segovia.
El mensaje atribuido al grupo antagónico, que encabezan Ángel Villalobos y Onésimo Castillo Adame, reprocha al presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, la estrategia de seguridad anunciada para tratar de revertir la violencia en la entidad, argumentando que las autoridades están coludidas y protegen de forma selectiva a bandas delincuenciales.
También hacen imputaciones al coordinador en la región Centro de la Policía preventiva Estatal (PPE), Tomás Hernández y del subdirector de la Policía Ministerial Estatal (PME), Manuel Edel Santiago Cabañas, señalados por sus presuntos nexos con el narcotráfico.
Reportes oficiales indican que esta mañana fueron localizadas al menos cuatro mantas colocadas en puentes peatonales ubicados sobre el bulevar Vicente Guerrero, la principal vía de esta capital, que es la conexión con la autopista del Sol.
El mensaje textual dice lo siguiente:
“A las corporaciones policíacas de la PGR y SEIDO. Sr. Presidente Enrique Peña Nieto. Sr. Gobernador Héctor Astudillo, como pretenden acabar con la inseguridad en Guerrero, si tu mismo gobierno es el que se amafia con la delincuencia organizada. Investiga a Tomás Hernández, coordinador de zona centro de la Policía Estatal; a los capitanes segundo de Infantería, Ulises Hernández Martínez; Juan Gabriel Flores Fernández y al comandante coronel de Infantería, Hedilberto Fuentes Catalán, estos últimos responsables de mandar militares desertores a dar adiestramiento de tiro a los sicarios al mando de Juan Guevara alias ‘El Jaleaco’, asimismo consiguiéndoles municiones de AK- 47 y G-3, exclusivas del Ejercito mexicano. Tu gobierno corrupto se hace de la vista gorda al dejar libre a Edgardo Gómez Jiménez y Juan Omar Juárez Castro, culpables del homicidio calificado de cinco personas en el bar ‘La Selva’ de Chilpancingo.
 Te vendiste subdirector general de la policía ministerial Manuel Edel Santiago Cabañas. Tienen vendida nuestra seguridad al haber recibido cinco millones de Isaac Navarrete Celis directo a los manos del general Raúl Gámez Segobia de la 35/ZM, poniéndose así a las ordenes del Cartel del Sur”.
El pasado 2 de diciembre, el general de brigada Raúl Gámez fue presentado como comandante de la 35 Zona Militar; tiene como jurisdicción las regiones Centro, Montaña, Tierra Caliente y zona Norte.
En esta extensa franja de la entidad se encuentra la Sierra Madre, principal fuente de producción del opio y mariguana que se distribuye en Estados Unidos, donde grupos delincuenciales mantienen una confrontación por el control de la estratégica zona de la geografía del narco en la entidad.
Desde el año pasado, el grupo delictivo denominado Cártel del Sur, dirigido por un presunto narcotraficante identificado como Issac Navarrete El Señor de la I, afincado en el poblado de Chichihualco, municipio de Leonardo Bravo, disputa la parte serrana de la región Centro, frente a la banda encabezada por Ángel Villalobos y Onésimo Castillo “El Bombón”, hijo del comerciante y dirigente perredista Luis Castillo, quien mantiene una escolta de la Policía Estatal autorizada por el gobierno de Héctor Astudillo.
La batalla que mantienen ambos grupos por el control de la Sierra desató una ola de inseguridad y violencia en la capital del estado que ha dejado una estela de asesinatos, secuestros y desapariciones que exhiben la incapacidad gubernamental frente a la delincuencia.

Proceso

No hay comentarios.: