martes, 15 de marzo de 2016

Estamos “hasta la madre” exigimos justicia, solo tenía 16 años

Xalapa, Ver.- El día sábado 12 de marzo, se suscitó un intento de secuestro de José Hernández Marín, dueño de los pollos Campirano y el asesinato del joven Carlos Fernando Hernández Domínguez  hijo de éste que contaba con apenas 16 años.
Algunos medios de comunicación,  informaron que esto se podía deber a ajuste de cuentas,  por lo que este día el padre, familiares y amigos, previo a la misa y posterior funeral de este cerraron el centro de la ciudad y realizaron una manifestación pidiendo justicia y esclarecimiento del caso.
Mi hijo es un héroe” aseguró el empresario xalapeño al referirse a su hijo de 16 años quien perdió la vida al impedir que secuestraran a su padre y al hermano menor, el sábado pasado justo antes de las 20:00 horas cuando éste intervino a bordo de su auto para impedir que un comando armado se llevaran a su padre, por lo que estos accionaron sus armas dándole muerte al adolescente.
Antes de realizar la sepultura del cuerpo, la familia completa asistió al centro de la ciudad para exigir a las autoridades que actúen al respecto, pues insistió que él es un hombre de trabajo y no tiene deudas con nadie, ni es una mala persona “quienes me conocen saben que mis negocios los he construido a base de mi esfuerzo y trabajo en apoyo con mi familia”.
Al grito de “justicia” y con cartulinas donde se podía leer: “solo tenía 16 años”, el Empresario explicó que no había recibido amenazas con anterioridad y únicamente hace 3 años trataron de extorsionarlo pero no lo lograron.
Es así que resaltó que el hecho delictivo lo tomó por sorpresa, el pasado sábado por la noche, cuando intentaron secuestrarlo y su hijo Carlos, quien se encontraba en otro automóvil en la parte de atrás, se dio cuenta y decide irse sobre ellos, aunque no se percató si lastimó a alguno de los agresores.
Señaló que la “gente mala” piensa que a su familia le sobran los recursos, cuando en realidad lo que les sobran son los problemas para seguir adelante, pues hoy en día no existe persona alguna que busque salir adelante y se vea bloqueado por los “malandros” que solo buscan dañar a la gente trabajadora.
A mi hijo le quitaron la vida unos malditos rufianes que sólo con las armas se dan el valor de matarlo a uno, pero me siento muy orgulloso, él es mi héroe porque en automático me salva de que me lleven los malditos rufianes y ellos no se tientan el corazón y le disparan”.
Finalmente, dijo que aunque se le aseguró que tendría seguridad para evitar que le hicieran algo a él y su familia, no le han otorgado esta y teme por su vida ya que es alguien fácil de localizar ya que al no deber nada, no se esconde y por lo mismo también estaba pidiendo justicia de manera pública; así mismo señaló que en próximos días se estará convocando a una marcha, pues la inseguridad está rebasando a las autoridades.

No hay comentarios.: