martes, 1 de marzo de 2016

Pretendió influenciar en el proceso de elección de la mesa directiva y le dieron “palo”

Por: Ángel Bravo Martínez

Ángel R. Cabada, Ver.- Literalmente como una vil gallina salió corriendo el alcalde de Ángel R. Cabada, Santiago Avendaño barrios, porque en sus abusos y prepotencias, que ya es característico en él,  se le hizo fácil con el uso de la fuerza pública meterse en plena asamblea de ganaderos para tratar de inclinar la balanza en favor de su candidato que en ese momento perdía casi al 3 por 1, en la desesperación enfermiza por el poder se topó  con que los ganaderos son la segunda fuerza productiva de la región, los que producen la leche, pieles y derivados, esos que en ese municipio Cabadence han tenido  que  soportar el flagelo del abigeato, muchos que emigraron a municipios vecinos para no ser presas fáciles de la criminalidad que impera allí.
Fue el sábado sobre el medio día cuando altanero y prepotente pretendió meter su cuchara en la asamblea y en tono intimidatorio les fue a gritar en la cara a los ganaderos, exigiendo que “piensen bien su decisión, no se equivoquen, razonen el voto ehhh; porque ya saben que yo soy la autoridad”, los ganaderos en el instante se sintieron ofendidos, agredidos y en un acto sin precedentes, de vergüenza y humillación; pero más bien por dignidad en un acontecimiento que queda para la historia,  se le fueron encima, lo corretearon, le mentaron la madre, lo atacaron con picos, palas y machetes que él mismo llevó para rifarlos, prácticamente salió como el perro con la cola entre las patas.
La gente enardecida gritaba sin cesar “FUERA, FUERA, FUERA” Ante el miedo de sufrir lesiones graves, fue protegido por elementos de seguridad pública y tuvo que ser sacado por la parte de atrás del recinto ganadero.
Y es que el operativo por parte del ayuntamiento  para seguir teniendo el control de la Asociación ganadera fue brutal, imagínese para inducir el voto,  la Directora de Oportunidades-Prospera estuvo operando con lista en mano amenazando que quitaría el programa a los que no apoyaran, el contador de tesorería hermano del regidor 1° y actual presidente ganadero condonando prediales, por lo menos 30 elementos municipales operando, demostrando que lo habían orquestado, pero no contaban que tienen  a la población en un martirio, verdadero calvario y viacrucis.
Descomposición social, es lo que se avecina, incredulidad que siempre existió hoy se ha confirmado y se prevé un despertar social  con este hecho, mismo que demostró que la gente está harta de un gobierno municipal inoperante, inexistente en el que los pobladores piensan “si no hay obras, si en las localidades estamos peor, si los caminos rurales son inaccesibles, si no hay apoyo en la educación, si se sostiene la decadencia, seguramente alguien se está robando el dinero que nos corresponde de las arcas municipales”.
Solo un año le duraron las mieles al alcanducho de cobre, desde el 2015 la población le demostró que ya no querían nada con él, mucho menos con su esposita, a quien por cierto le tienen su guardadito, su regalito para cuando saque la cabeza, porque la quiere imponer como su sucesora, recorre las localidades rurales diciendo “ella quedará por mí”,  la máxima aplicable de la política se cumple, “Los caprichos cuestan” y hoy la población ya despertó en un municipio que como muchos impera una compleja situación al interior del tejido social. Así las cosas en esa región cañera.

No hay comentarios.: