martes, 10 de mayo de 2016

A la fecha, resultados preliminares de la explosión en Pajaritos, en secreto

Veracruz.- Como dice el “Monge Loco”, nadie sabe, nadie supo que fue lo que provocó la explosión de la planta Clorados 3 de la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV), en Coatzacoalcos, Veracruz, que opera la firma privada Mexichem, en copropiedad con Petróleos Mexicanos (Pemex), estallido que provocó 32 fallecidos y más de cien heridos, en uno de los peores desastres ocurridos al interior de instalaciones petroleras.
Han transcurrido más de 20 días, y la Fiscalía Estatal y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente de Pemex no han dado a conocer las causas del siniestro, y acaso nunca se conozcan, muy a pesar de que se perdieron vidas humanas a las que se regatea la pensión correspondiente.
Por lo pronto, de 32 trabajadores fallecidos, 30 han sido identificados y a los dos restantes se les practicaron pruebas de Adn para conocer su identidad debido al estado de calcinación en que se encontraron los restos.
Hasta el momento dos familias todavía buscan a sus desaparecidos, y se prevé que la producción de la planta de PMV se mantendrá cerrada en lo que resta del año debido a los daños en las instalaciones causados por la explosión ocurrida el pasado 20 de abril.
Como bien se recuerda, el pasado 11 de Septiembre de 2013, antes de que la reforma energética permitiera la liberalización del sector, Mexichem y Pemex Etileno (antes Pemex Petroquímica) formalizaron la coinversión en Petroquímica Mexicana de Vinilo, que aparentemente permitiría una mayor competitividad de la industria petroquímica nacional en el mercado internacional.
La participación de Pemex en esa sociedad es minoritaria, con 44.09, y la operación está a cargo de PMV, subsidiaria de Mexichem, que posee 55.9 por ciento de la propiedad de la planta, antes conocida como Pajaritos, una empresa que ha sido consentida por el Gobierno federal, y así continúa.
Y es que a la fecha, los resultados preliminares de los peritajes se mantienen en secreto –como si se protegiera a alguien-, y se desconoce si la explosión fue por falta de mantenimiento o por algún error humano, y hasta el momento no se tiene una fecha prevista para conocer las conclusiones de las investigaciones sobre la posible causa de la explosión.
Se calcula que los ingresos que dejará de percibir la sociedad entre PMV y Pemex por la paralización de los insumos petroquímicos sumarán alrededor de 10 millones de dólares, unos 180 millones de pesos, excluidas las pérdidas materiales. Según voceros de PMV, el proceso de indemnización empezó hace 10 días, y se están conjuntando los documentos para pagar a los deudos, aunque no se quiso dar a conocer el monto. Sin embargo, Pemex ha insistido en que las cifras sean superiores a lo que marca la ley, algo que no está ocurriendo.

Gobernantes

No hay comentarios.: