miércoles, 27 de julio de 2016

Duarte deja deuda masiva y más impuestos, avalado por PRI-Verde; el boquete mayor, en Educación

Veracruz.- El desastre financiero que el Gobernador Javier Duarte de Ochoa deja a Veracruz asciende a los 11 mil 038 millones de pesos, que ahora, con el aval de los diputados locales de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), serán cubiertos con los recursos del impuesto al 3 por ciento a la nómina, ingresos que debían ser destinados al desarrollo de la entidad, y que ahora estarán comprometido durante varios años para el pago a proveedores.
La administración de Javier Duarte, a unos meses de finalizar el próximo diciembre, reportó una serie de deudas por miles de millones de pesos en diversas secretarias: la más endeudada es la de Educación, que reporta pasivos por 2 mil 554 millones de pesos. Mientras, tan sólo las secretarías de Seguridad Pública y de Salud, deben 1 mil 450 y 1 mil 148 millones de pesos respectivamente.
El pasado viernes 22 de julio, el Congreso de Veracruz avaló el proyecto del Gobernador Javier Duarte con el cual se “empeña” el impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal para que la administración entrante pague estos adeudos a proveedores y contratistas.
En la exposición de motivos del proyecto de Duarte, se expone que con ese decreto “se busca brindar una fuente de pago que garantice el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Gobierno del Estado frente a los mencionados proveedores y contratistas; lo cual permitirá fortalecer la seguridad jurídica y la certeza en el pago, generando condiciones óptimas para cumplir con los compromisos propios de su rubro”.Diputados de oposición, empresarios y el Gobernador electo han recriminado que el dinero del impuesto a la renta en realidad debe ser utilizado para el desarrollo de la entidad y no para cubrir el desfalco de Javier Duarte. Incluso han denunciado que entre los proveedores a los que pretende pagar el Gobernador están las llamadas empresas “fantasma” que fueron detectadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
El 19 de julio, Yunes evidenció que el Gobierno de Veracruz mantiene adeudos de 72 millones de pesos con empresas pertenecientes a la familia del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SPP) de ese Estado, Arturo Bermúdez Zurita.
El panista detalló que al revisar las cuentas del Gobierno, encontró que diversas empresas a las que la SSP le adeuda son propiedad de los hermanos y de la madre del aún funcionario estatal.
El pasado viernes, el Gobernador entrante aseguró que Javier Duarte y los legisladores buscan “cometer un atraco” a las finanzas de la entidad.
“El día de hoy [viernes], Javier Duarte y un grupo de diputados cómplices en el Congreso del estado cometieron un grave atraco, quieren que tus impuestos, los impuesto que debe servir para el desarrollo de Veracruz queden en sus manos, y que en los próximos años queden distribuidos entre sus cómplices. Ese dinero que debe servir para mejorar las condiciones de vida de los veracruzanos quieren que vaya a parar a la bolsa de los cómplices de esta banda. No lo voy a permitir, antes de que lo logren, soy capaz de desaparecer el impuesto del 3 por ciento a la nómina”, advierto el panista.
En tanto, previamente, los empresarios también han advertido que dejarán de pagar ese impuesto: “Al Gobernador del estado, Javier Duarte, y a los diputados del Congreso de Veracruz reiteramos que no pagaremos más este impuesto. Decimos no a la iniciativa del 3 por ciento en la nómina, ya que el objetivo es comprometer durante varios años los montos de ese impuesto recaudado para fines distintos para el que originalmente fue creado”, señalaron en días pasados.

No hay comentarios.: