sábado, 22 de abril de 2017

Detienen en España a Javier López Madrid, impulsor de OHL-México

Ciudad de México.- Javier López Madrid, el impulsor e introductor de la multinacional española OHL en México, además de yerno del presidente del emporio constructor, Juan Miguel Villar Mir, fue detenido la madrugada pasada en la capital española por una investigación que lo señala como el principal responsable del pago de una "mordida" de un millón 400 mil euros (35 millones de pesos) a un político español. La entrega de dicho dinero se habría hecho a mediante la filial de OHL en México y se habría entregado a través de una cuenta en Suiza a los "prestanombres" del ex presidente de la Comunidad de Madrid y líder regional del derechista Partido Popular (PP) Ignacio González, hoy en prisión.
La compleja red creada por la trama de corrupción político-empresarial para desviar dinero público la van desmarañando poco a poco los agentes especializados en delitos económicos de la Guardia Civil y los fiscales y jueces de la Audiencia Nacional que la investigan. El origen de la detención de López Madrid tiene varios puntos; sin embargo, el más claro fue la investigación de varias operaciones presuntamente fraudulentas hechas para desfalcar más de 25 millones de euros del Canal de Isabel II –que gestiona el agua pública en Madrid. Pero también está siendo investigado por el financiamiento ilegal del PP, en cuyo sumario apareció por primera vez la referencia de OHL-México cuando la dirigía José Andrés de Oteyza. Desde la sede mexicana se habría pagado la comisión ilegal al entonces presidente de la Comunidad de Madrid para que se le adjudicase a OHL-España la construcción y gestión del metro de Navalcarnero, con un presupuesto inicial de más de 165 millones de euros pero que se preveía que podría haber llegado a más de 350 millones.
El hombre clave de la trama, al menos en lo que respecta a las maniobras ilegales de la multinacional OHL para hacerse con contratos públicos a través de métodos fraudulentos, es precisamente López Madrid. Este empresario español, de 49 años, economista con varios posgrados en universidades anglosajonas y amigo íntimo del Rey de España, Felipe VI, fue también el principal responsable del desembarco de OHL en México. En gran parte porque durante sus estudios en Suiza, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos conoció a gran parte de la élite empresarial y política mexicana –o a sus hijos, que entonces eran jóvenes como él. Entre esos vínculos tempranos con México apareció Emilio Lozoya Austin, que se convirtió rápidamente en uno de sus principales socios y valedores en su proceso de expansión empresarial en nuestro país. De hecho, Lozoya Austin, antes de involucrarse en la campaña electoral del actual mandatario Enrique Peña Nieto, fue consejero y socio de OHL-México y luego formó parte de la empresa de tecnología y consultoría Infoglobal –la misma que según los llamados papeles de Panamá habría intentado evadir dinero a través de paraísos fiscales.
Jugosos contratos de obra pública
Tanto OHL-México como Infoglobal han logrado jugosos contratos con administraciones públicas; de hecho el escándalo que puso en jaque a la multinacional española en el mercado bursátil internacional fue precisamente el que destapó las conversaciones y maniobras oscuras con las autoridades del estado de México para la concesión de la construcción de un tramo del llamado Viaducto del Bicenterario.
López Madrid es un personaje de la élite empresarial española que ha tenido ya varias investigaciones en su contra, incluida una por supuesta violación, agresión y acoso a una doctora, Elisa Pinto, que finalmente fue archivada por falta de pruebas. Pero también fue juzgado y condenado a seis meses de cárcel por el caso de las llamadas tarjetas black de la entidad financiera pública Caja Madrid; también está señalado como uno de los principales benefactores en el financiamiento ilegal del PP, dinero que entregaba a cambio de obtener contratos públicos.
El interrogatorio de López Madrid por parte de la Guardia Civil y del juez instructor, Eloy Velasco, podría ser vital para esclarecer la fórmula que utilizó OHL-México para desviar un millón 400 mil euros para entregarlos al ex presidente de Madrid, Ignacio González, pero también para conocer con más detalle las supuestas irregularidades en las que habrían incurrido los responsables de la empresa constructora, tanto en México como en España.
Su detención se produjo en las propias dependencias policiales, una vez que López Madrid vive en Londres, donde gestiona una de las empresas de su suegro.
La víspera, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dejó en libertad bajo fianza después del pago de 100 mil euros al empresario y consejero de la constructora OHL, detenido en el contexto de la denominada operación Lezo.

La Jornada

No hay comentarios.: