martes, 12 de diciembre de 2017

Morena: “honestidad” sin datos

Ciudad de México.- En poco más de dos años, como dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador dispuso de un presupuesto superior a 800 millones de pesos; enfrentó 15 elecciones locales y puso las condiciones para asegurar candidaturas relevantes hacia 2018, antes de dejar el cargo para registrarse como precandidato a la Presidencia de México.
Morena fue creado a convocatoria de López Obrador luego de que en 2012 abandonó el PRD, que dirigió de 1996 a 1999 y que lo postuló a la Presidencia en 2006 y 2012. Con registro desde 2014, su actual partido encabeza por estos días todos los estudios de opinión rumbo a los comicios de 2018, lo mismo pasa con la figura del tabasqueño.
Más allá de las preferencias electorales –que el propio dirigente festinó el miércoles 6–, por vías oficiales poco se puede saber de los 800 millones de pesos.
Por la conducción de su dirigente han surgido denuncias ante el órgano electoral, de las que hasta ahora ha salido bien librado.
Y es que de los recursos millonarios no hay rastro en el Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (Sipot), tampoco en su página en internet.
Sin embargo, aunque el Instituto Nacional Electoral (INE) aún no coloca en línea la fiscalización de 2016, el pasado 22 de noviembre aprobó una multa a Morena por 97.41 millones de pesos, también contra su aliado el Partido del Trabajo (PT), cuya sanción asciende a 98.58 millones, y una más contra el PRI, por 103.6 millones de pesos.
La fiscalización del INE detectó que Morena no presentó facturas de un gasto por 16 millones pesos. Eso no es todo. Durante la sesión, se ventiló abrir un procedimiento oficioso para fiscalizar los viajes de los dirigentes del partido, a partir de que López Obrador no había reportado 148 traslados realizados durante el ejercicio, pero finalmente decidieron no hacerlo.
Los viajes y otros aspectos de las dirigencias de partido se han convertido en un tema recurrente en el debate público de cara a las elecciones de 2018, dado que es el primer periodo preelectoral en el que dos aspirantes presidenciales son dirigentes de partido: López Obrador y el panista Ricardo Anaya, quienes han recorrido el país aprovechando el cargo y los recursos partidistas.
Sin embargo, en Morena –a diferencia del PAN– la información sobre recursos, viajes y en general todo aquello que los partidos deben hacer público, es prácticamente inexistente, de acuerdo con el informe del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) publicado el pasado 21 de agosto y cuya información sigue vigente de acuerdo con una consulta realizada al Sipot, así como a la página de Morena.

Proceso

No hay comentarios.: