miércoles, 6 de junio de 2018

AMLO y EPN convienen un pacto político y de impunidad que se refrenda con el cierre de campaña del tabasqueño en el estadio azteca, señala Zambrano

El compromiso es de impunidad y que no se investigue a Peña ni a su equipo en irregularidades cometidas durante esta gestión a cambio de despejar el camino a AMLO

Ciudad de México.- Jesús Zambrano Grijalva, vicecoordinador de los diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados aseguró que el reciente anuncio de Andrés Manuel López Obrador respecto a que cerrará campaña en el estadio Azteca el próximo 27 de junio, refrenda las advertencias que se han venido haciendo en el sentido de la existencia de un pacto entre Enrique Peña Nieto y el tabasqueño a cambio de impunidad para el priista y su Gabinete; pero indicó que la ciudadanía no lo dejará ganar.
Entrevistado previo a la sesión de la Comisión Permanente en el Senado de la República, Zambrano Grijalva expuso que el supuestamente “más radical opositor al gobierno de Peña Nieto”, López Obrador y el mandatario priista, están contrayendo un acuerdo “de facto” para que no cambien las cosas y no se investigue ni a Peña ni a su equipo en irregularidades cometidas durante esta gestión.
Zambrano refirió que con el anuncio de López Obrador respecto a que cerrará campaña en el “coloso de Santa Úrsula” (propiedad del corporativo Televisa, empresa que contribuyó al triunfo de Peña hace seis años), se patentiza uno más de los episodios que comprueban acuerdos para facilitar el paso a López Obrador.
El diputado federal expuso que con sus recientes declaraciones, López Obrador da muestra de esta alianza y la más inmediata fue la semana pasada cuando llamó a “apoyar al Presidente hasta el último día de su mandato” aun cuando en innumerables ocasiones lo acusaba de ser “la cabeza de la mafia del poder”: ¿No decía que con él se habían disparado la corrupción y la inseguridad? Cuestionó.
Igualmente, añadió, tenemos las declaraciones de Yeidckol Polevnski, presidenta de Morena con la defensa que hizo del ex procurador Raúl Cervantes de quien ahora opina que es un hombre probo, cuando antes le imputaban ser cómplice de encubrimiento en el caso “Odebrecht” empresa que sobornó a casi una decena de funcionarios de gobiernos latinoamericanos y que también llegó a México; pero las investigaciones quedaron bloqueadas con la remoción del Fiscal Santiago Nieto.
Otro ejemplo más –dijo- es el acuerdo de Enrique Peña con el Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco para romper la alianza del partido Verde con el PRI en esa entidad y postular a un candidato propio que, de inmediato, salió a decir que su voto sería por López Obrador.
Ahora, añadió el legislador federal, con el anuncio de que va a cerrar campaña en el estadio Azteca, López Obrador da cuenta de su acuerdo con los varones de la televisión mexicana y, obviamente con el PRI. Ya para ellos no hay problemas sino amor y paz con todo el mundo, incluidos los empresarios.
Hay –dijo- un evidente pacto político de impunidad que evidencia una pretendida y engañosa “oposición directa, radical” a Peña Nieto y al gobierno priista que no estaba más que por encimita y lo hacía solamente para tratar de ganar algunos votos, simpatías de toda la gente que está irritada contra las acciones del gobierno; pero en los hechos está pactando para que las cosas no cambien.
Eso. Concretó Zambrano, es lo que significa este “pacto de impunidad” así como el pacto político para que no lo entorpezcan ya en su llegada a la Presidencia porque la conseguiría para no cambiar nada.


No hay comentarios.: