martes, 24 de julio de 2018

Apoyan organizaciones civiles la despenalización de la mariguana

Ciudad de México.- La organización civil México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) respaldó este martes la legalización de ciertas drogas planteada por Olga Sánchez Cordero, propuesta como secretaria de Gobernación en el próximo gobierno.
En una carta enviada al virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, firmada por cientos de personas y decenas de organizaciones, MUCD manifestó su apoyo “al proceso de pacificación anunciado por su equipo de transición y hacemos público nuestro respaldo a la propuesta de despenalizar las drogas”.
El texto señala que el país “no ha contado con una política de drogas orientada a la protección de sus ciudadanos desde que Lázaro Cárdenas del Río intentara en 1940 un breve pero exitoso ensayo de descriminalización que se vio truncado por presiones internacionales”.
En la actualidad, se apunta, la política en la materia obedece a la exigencia de países extranjeros “de mantener una prohibición absoluta que privilegia la represión y desatiende las necesidades de prevención y tratamiento de nuestra población”.
Tras resaltar el “evidente fracaso” de la guerra frontal contra las drogas emprendida desde el sexenio del panista Felipe Calderón y continuada por Enrique Peña Nieto, las organizaciones señalaron que el resultado de la elección presidencial de julio pasado representa “un momento histórico que debe aprovecharse” para modificar el enfoque.
Por ello, celebraron que Sánchez Cordero y Alfonso Durazo, propuesto para ocupar la SSP el próximo sexenio, incluyan entre los puntos esenciales del plan de pacificación “la justicia transicional, la desmilitarización de la seguridad pública y, como condición previa e indispensable, la regulación de las drogas”.
“A diferencia de hace doce años”, apunta la misiva, “México cuenta hoy con una población lista para construir otros caminos. Existe una masa crítica de ciudadanos y ciudadanas que desde la academia, la sociedad civil organizada y el periodismo estamos proponiendo políticas de drogas alternativas”.
“Regular las drogas no es –por sí sola- una medida suficiente para acabar con la guerra, pero los firmantes estamos convencidos de que es una medida necesaria para lograr la paz. La guerra contra las drogas fracasó”, remata el texto.

No hay comentarios.: