viernes, 9 de febrero de 2024

Aeropuerto de Tulum: por imposición de Sedena, taxi sale más caro que un vuelo.

 Transportistas amenazan con paro debido a la alta cuota que la administración les impuso para ofrecer sus servicios al turismo, lo cual ha encarecido el pasaje terrestre; temen que se convierta en otra terminal fantasma si el visitante decide bajar en otro aeropuerto.

Desde la inauguración del Aeropuerto de Tulum, la Sedena impuso a transportistas de placa federal una cuota de 933 pesos por sacar pasaje del lugar, situación que ya se volvió insostenible para alrededor de mil prestadores que amenazan con dejar de dar este servicio.

Lo anterior ha encarecido el costo del pasaje terrestre para salir del recinto aeroportuario de manera exorbitante y, pese al diálogo y la petición que han hecho a la Sedena en su calidad de administradora, ésta no ha cedido para reducir la tarifa.

Los prestadores forman parte de la Asociación Mexicana de Transportadoras Turísticas de Quintana Roo.

El aeropuerto está a cargo de la sociedad mercantil de participación estatal, denominada Grupo Aeroportuario Ferroviario de Servicios Auxiliares y Conexos Olmeca-Maya-Mexica, constituido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y a cargo del general Javier Diego Campillo, el mismo que recibió las instalaciones el pasado 1 de diciembre del presidente Andrés Manuel López Obrador en la inauguración de la obra, proyecto de la 4T.

Esto implica que el costo del pasaje para salir del Aeropuerto Internacional al centro de Tulum sea dos mil 400 pesos, mientras que para llegar a Playa del Carmen es de dos mil 800 pesos.

Además, señalan que el cobro no tiene una fundamentación legal porque como comprobante de pago otorgan un ticket por concepto de estacionamiento y no de pago de derecho por transportar pasaje terrestre.

El Aeropuerto Internacional de Tulum "Felipe Carrillo Puerto", ubicado en las cercanías de la comunidad maya de Chunyaxché, fue construido por el Agrupamiento de Ingenieros Felipe Ángeles y entregado para el inicio de operaciones el 1 de diciembre pasado por el presidente Andrés Manuel López Obrador a la administración de Grupo Aeroportuario Ferroviario de Servicios Auxiliares y Conexos Olmeca-Maya-Mexica, constituido por la Sedena en abril de 2022.

A más de dos meses de haber entrado en funciones, en Tulum operan tres aerolíneas nacionales: Aeroméxico, Mexicana y Viva Aerobús. Para marzo de este año prevén arrancar con vuelos internacionales.

La infraestructura aeroportuaria se ubica a aproximadamente 35 kilómetros del centro de Tulum y a unos 80 de Playa del Carmen, el corazón de la Riviera Maya.

Mientras que este último se ubica a alrededor de 50 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Cancún, la opción más rentable a la que hasta ahora continúan llegando los turistas por miles.

En este aeropuerto, la administración de origen privado a cargo de Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) impone también un cobro de derecho a los transportistas, pero éste es de 25 pesos.

A más de una semana de que los transportistas realizaron movilizaciones en el recinto aeroportuario, la situación no ha cambiado. Creen que la Sedena busca cansar a éstos con el fin de hacerse también del servicio de transporte terrestre con la empresa que ha constituido.

“Es una tristeza que el gobierno de México esté excluyendo a los permisionarios del transporte de Quintana Roo (…) probablemente como ya tienen línea buscan tener su propia transportadora, por desgracia no creo que sepan trabajar y el trato al turista”, expuso Roberto Rubio Sánchez, presidente de la Asociación Mexicana de Transportadoras Turísticas de Quintana Roo.
Transporte impagable
Todas estas implicaciones han ocasionado que el costo del transporte terrestre sea mucho más caro que el de un vuelo ordinario.

Como ejemplo, hay vuelos desde la Ciudad de México a Tulum en poco más de mil pesos en Viva Aerobús.

Por ahora los transportistas, haciendo uso de su derecho de petición, solicitaron a la Sedena les brinde una respuesta sobre la situación que se guarda y, sobre todo, les reduzca la cuota. Consideran que lo justo es 20 pesos, similar a lo que pagan en Cancún.

Asimismo, se dio a conocer que ya se enviaron alertas a touroperadoras sobre los altos costos del transporte terrestre en Tulum, por lo que solicitan hagan uso por ahora del Aeropuerto Internacional de Cancún para llegar a la Riviera Maya.

“Ya les hemos dicho que abusan del turismo, es un abuso, ésa es nuestra postura de cancelar por ahora y que nuestros clientes cambien sus vuelos a Cancún”, agregó.
En la zona turística entre Quintana Roo y Yucatán ya existió un caso de abandono de una instalación aeroportuaria por altos costos del transporte terrestre: el Aeropuerto Internacional de Chichén Itzá, en el municipio yucateco de Kaua.

“El aeropuerto de Kaua es ahora un aeropuerto fantasma por lo mismo, porque pretendían cobrarnos carísimo por sacar a los pasajeros para llevarlos a Mérida, Valladolid, Chichén Itzá, y por eso muchos decidimos nunca operar ese aeropuerto. Si nosotros aplicamos eso a lo de Tulum, Tulum está condenado a convertirse en un aeropuerto fantasma”.

Este reportero buscó la versión de la administración del aeropuerto a cargo de los militares. Hasta el cierre de la información no ha habido respuesta.

“Hay algunos que dicen ‘le cobro esa tarifa (de 933 pesos) al cliente’, pero no es el caso, es un aeropuerto que fue hecho con los impuestos del pueblo de México y que México lo pueda usar y gozar”, remató el representante de los autotransportistas.

Incertidumbre de hoteleros
En la Riviera Maya la situación ya generó preocupación, principalmente entre los hoteleros, por la afectación que trae al destino turístico.

En un comunicado emitido por David Ortiz Mena, vicepresidente del Consejo Hotelero del Caribe, se solicitó a las autoridades intervenir para evitar efectos negativos a la actividad de hospedaje.
“Tenemos la fortuna de que el Aeropuerto Internacional de Tulum inició con el pie derecho, al tener ya varios vuelos y además el interés de varias aerolíneas europeas, pero así como llegaron estas frecuencias, también pueden irse”, advirtió.

Lamentó que los costos que está imponiendo la Sedena, a través de la administración, sean incluso más altos que el impuesto de Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), que en Tulum está fijado en 348 pesos para vuelos nacionales y 658 pesos para internacionales.

Hasta ahora ninguna autoridad federal se ha pronunciado al respecto, ni mucho menos la estatal emanada de Morena.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

  Lluvias intensas en 16 entidades del país este sábado 13 de julio en México En el territorio nacional experimentará un clima variado y din...