sábado, 12 de enero de 2013

Reality mexiquense

INDÍGENAS Y EL NARCO

Debido a la falta de oportunidades de desarrollo, los jóvenes indígenas son más propensos a ser reclutados por el crimen organizado, sus padres no pueden siquiera cubrir su educación básica, lo que es aprovechado por estos grupos delictivos.
La falta de acceso a la educación, salud y la lejanía en que se encuentran, se conjuntan para que sean más vulnerables ante estas organizaciones. Muchos jóvenes cuando son reclutados por el crimen organizado ni siquiera saben a qué van; les dicen que van a la cosecha de tomate, de chile y cuando llegan resulta que no es cierto.
Por ello es necesario que los gobiernos de los estados, la sociedad y el gobierno federal comiencen a trabajar en políticas efectivas, a fin de que los jóvenes no sean presa fácil de estas mafias.
Hace falta que los tres órdenes de gobierno, más allá de partidos políticos, se pongan de acuerdo para lograr programas que den resultados a estas comunidades. Una consecuencia de esto es que en pueblos de Guerrero, Oaxaca y Chiapas han adquirido armas exclusivas del Ejército para su autodefensa ante los escenarios de inseguridad.
Pero eso si, los indígenas que las adquieren son detenidos y no logran libertad bajo fianza por la portación de estas armas, aunque el argumento sea que las tienen para su defensa ante el crimen organizado.
Efectivamente tomar las armas no va a solucionar los problemas; se tiene que exigir de manera enérgica a las instituciones que cumplan su responsabilidad. luisayalaramos@yahoo.com.mx

No hay comentarios.: