miércoles, 17 de abril de 2013

Murillo Karam urge a construir nuevo sistema de justicia penal

Ciudad de México.- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo ayer que la demora en la instrumentación del nuevo sistema de justicia penal “ha hecho que tengamos que contemplar injusticias, que tienen que ver con la libertad de inocentes, y también, y gravemente, con la libertad de culpables”.
Señaló que desde 2008 se ha estado trabajando en la reforma constitucional en la materia, pero “es evidente que han transcurrido cinco de los ocho años que nos vimos para culminar en el país este proceso y que, honestamente, estamos bastante atrasados”.
El titular de la PGR urgió por ello a construir el nuevo sistema de justicia penal y añadió que no se puede esperar más en este asunto.
El funcionario hizo sus señalamientos al participar en el panel “Sistema de Justicia Penal” del foro de consulta ciudadana para integrar el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en Monterrey.
Hizo notar el deterioro del sistema de justicia que ahora se aplica y mencionó el hecho de que una comisión de trabajo de la Cámara de Diputados aprobó ya una reforma al arraigo para reducir su tiempo de aplicación.
“El arraigo, como estaba, fomentaba un especie de parálisis en la investigación de los delitos, y el reducir el tiempo del arraigo es una pieza muy importante, porque vuelve a obligar al Ministerio Público a forzarse, a meterse profundamente en la integración de una averiguación, de manera tal que pueda probar la culpabilidad o que, asimismo, pueda probarse la inocencia que también es tarea del Ministerio Público”.
Luego, reconoció que en lo tocante al nuevo sistema de justicia penal “hay estados que se nos han adelantado mucho, incluso a la reforma de 2008, y que tienen experiencia suficiente como para hacernos capaces de enriquecer nuestras propuestas, pues ya pusieron en marcha una serie de reformas.
Y hay estados, también, que están esperando algún lineamiento más general para empezar a hacer grandes transformaciones.
Por último, insistió: “Ya no podemos esperar más, nos queda claro que un procedimiento burocrático, lento, alejado de la presencia de quien tiene que tomar su decisión fundamental, ha hecho que tengamos que contemplar injusticias”.

No hay comentarios.: