lunes, 16 de mayo de 2016

Abucheos a Javier Duarte en evento por día del maestro

Boca del Río, Ver.- Vaya recibimiento que tuvieron Javier Duarte de Ochoa y la maestra Xóchitl Adela Osorio Martínez, secretaria de Educación, en el World Trade Center de Boca del Río, a donde asistieron a un desayuno con casi 3 mil maestros, al ser abucheados -en mayor y menor grado, respectivamente- a la hora de hablar.
Duarte, cogió el micrófono tras ser presentado por el maestro de ceremonias, y de inmediato surgieron abucheos y una silbatina que se prolongó por casi 4 minutos. No lo hicieron todos, pero es un hecho que muchos no pudieron contener el enojo, el descontento por todos los trastupijes que les han hecho para pagarles prestaciones atrasadas de años.
Incluso muchos mentores, que llevaron a sus familiares, vieron como estos se sumaban a la rechifla y los ¡buuu! que pronto se multiplicaron. Los que sufrieron fueron los trabajadores de Acción Social, de la sección de sonido, que subieron el audio del micrófono que usaba Duarte de Ochoa para intentar "tapar" la silbatina y los abucheos, pero fue más que notorio que ante ello hubo más irritación y aumentó el tono de las manifestaciones de descontento en el Salón Tajín.
En un intento para congraciarse con los asistentes, el devaluado gobernante espetó que "estoy aquí para comprometerme con todos ustedes con un tema en especial, a los maestros que dieron su vida por el desarrollo de nuestras instituciones, nuestros maestros jubilados, vengo a decirle a todas y a todos ellos que habrá bono para las maestras y maestros jubilados”.
Pero si esperaba Duarte de Ochoa que al unísono todos los mentores se levantaran y estallaran en una ovación, los abucheos y silbidos no cesaron, y con ellos se escucharon gritos de "¡fuera!", "¡cállate!", "¡no tienes vergüenza!", y otros epítetos.
Doña Xóchitl Adela también recibió su cuota de silbidos y abucheos, sobre todo al ser presentada en el presídium. Ya al salir del evento, reporteros de radio, televisión y medios impresos y virtuales que quisieron entrevistarle para conocer el monto del bono anunciado para los maestros jubilados y en qué fechas se les entregará, se encontraron con un Javier Duarte que a duras penas aguantaba el coraje por la rechifla, y apretando las vísceras, solo dijo que tenía "mucha prisa" y no dijo más.
Y pensar que todavía le faltan otras silbatinas en los próximos 199 días que le faltan para terminar su catastrófico régimen, si es que los aguanta. En el paupérrimo homenaje, 2 mil 883 maestros de todo el estado recibieron un reconocimiento por sus 30 y 40 años de servicio. 
Gobernantes

No hay comentarios.: