jueves, 5 de octubre de 2017

Criminal presume que es famoso por haber asesinado a sus primos en Ecatepec

Ecatepec, Estado de México.- Luis Enrique, el delincuente que destruyó un hogar e inclusive actuó de manera normal  por muchos meses, para ocultar que era el responsable de asesinar a sus primos Erick y karen, a la que también violó el pasado 4 de agosto del 2016, ahora presume  que  ya es famoso por los delitos que cometió y por los que únicamente le dieron de sentencia cinco años.
Luis Enrique  Zaragoza Mosso, el criminal,  que fue detenido el pasado mes de marzo, luego de las investigaciones que realizó personal de la Fiscalía, y fue trasladado al tutelar para menores de Zinacantepec, causó, la impotencia de Sacrisanta, madre de Karen y Erick, al saber que su propio sobrino, era el culpable  de tanto dolor  que destrozó su alma  y le causó daño, al arrebatarles la vida a sus retoños.
El violador y feminicida, quien vivía en la casa marcada con la manzana 4 lote 11, de la calle Eucalipto, a tan solo un costado de donde sucedieron los hechos, aprovechó que los menores estaban solos para  entrar a la vivienda y abusar sexualmente y matar a Karen, quien estudiaba en el plantel CCH- Vallejo.
Quien además también le quitó la vida a su primo Erick, de tan solo 12 años de edad,  el pasado 4 de agosto del 2016, quien estaba muy contento, porque faltaban días para ingresar a la secundaria  y cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados por su madre,  en el baño y en la recámara de la casa.
El sujeto conocido con el apodo del  “Pocoyó”,  tuvo siempre el cinismo  de observar a  su tía Sacrisanta, que  derramaba lágrimas y que continuaba la lucha, para buscar justicia y dar con él  o los responsable de los crímenes de sus hijos.
Pasaron días, semanas y meses,  de sufrimiento para Sacrisanta, quien diariamente lloraba y siempre dio a conocer  que su vida había quedado vacía,  ante la pérdida de sus hijos y cuyos restos descansan  en el Panteón Municipal de San Efrén.
Fue en el mes de marzo cuando   Luis Enrique que aún tenía 17 años fue detenido, caso  que conmovió a Sacrisanta Mosso, al saber que  el enemigo estaba en su propia familia, que el criminal que convivía con sus pequeños era el asesino.
A finales del mes de agosto al  saber que la pena máxima para un menor de edad, era de tan solo cinco años, la madre de Karen y Erick, no quedó conforme  con la  sentencia dictada por un juez,  porque el daño que causó  en su vida, dijo merecía una cadena perpetua.
Ahora el Pocoyó, quien ya cumplió la mayoría  de edad, ha comentado, dentro del tutelar donde está recluido, que ya es famoso, por haber sido el responsable de los arteros crímenes de sus primos a quienes trunco su vida y  les arrebató sus sueño.
Sacrisanta la mujer humilde, que trabajaba para sacar adelante a sus niños,  tuvo que dejar su hogar, por encontrarse ubicado a un costado de la casa del asesino, hijo de una hermana, con la que  ahora se rompió la relación, al asegurar que su hijo es inocente aun existiendo todas las pruebas que lo responsabilizan en las muertes de los dos menores de edad.
Ahora Sacrisanta, sabe que sus niños que hoy cumplen  un año dos meses de su partida, desde el cielo la cuidan,  y que  Erick y Karen, siempre estarán presentes en su mente y en su corazón y  por siempre los extrañará.

@F

No hay comentarios.: