viernes, 15 de noviembre de 2013

CONSORCIOS OBLIGAN A INDUSTRIALES LOCALES A VENDER SUS PRODUCTOS 15 POR CIENTO MÁS BARATO PARA EL “BUEN FIN”

Ecatepec, Méx.- Empresarios del Estado de México denunciaron que las grandes tiendas de autoservicio y departamentales obligan a los industriales locales a vender sus productos 15 por ciento más barato, para poder ofertarlos durante el Buen Fin, con la amenaza de que si no lo hacen, les dejarán de comprar sus artículos.
Integrantes de la Unión Industrial del Estado de México señalaron que lo anterior afecta su economía y que incluso muchos de ellos tienen que trabajar con números rojos.
Francisco Cuevas Dobarganes, vocero de la agrupación empresarial, explicó que el Buen Fin es un esfuerzo conjunto entre la iniciativa privada y el gobierno federal para reactivar la economía antes del pago de aguinaldos, que trata de equipararse con el Viernes Negro, en Estados Unidos.
“Sin duda alguna aplaudimos este esfuerzo, ya que busca generar liquidez entre el comercio, con la intención de adquirir productos de nueva línea con miras a las fiestas de Navidad”.
Sin embargo, agregó, las tiendas de autoservicio y departamentales no quieren perder su margen de utilidad, por lo que obligan a los fabricantes a vender sus productos con el mismo descuento que ofrecen, con la amenaza de que si no lo hacen, les dejarán de comprar para siempre.
“Desgraciadamente las industrias trabajan con menores márgenes y el otorgar descuentos de más del 15 por ciento los obliga a trabajar con número rojos”.
Manifestó que muchos industriales no se atreven a denunciar esa situación porque están amenazados por sus clientes del ramo comercial.
Además, dijo, el Buen Fin representa una práctica comercial desleal de las grandes tiendas de autoservicio y departamentales contra los pequeños negocios, ya que estos últimos no tienen la capacidad de presionar a los fabricantes para obtener el mismo trato que los grandes comerciantes, ni obtener pagos sin interese de los bancos.
Consideró que los grandes comercios “atoran” a los consumidores con deudas que pueden llegar a los tres años y ello, limita su capacidad de compra en perjuicio de ellos mismos y también de los pequeños comercios.
“Lo justo sería que todos sacrificaran una parte de su margen de utilidad en beneficio de los consumidores y no sólo lo hagan los fabricantes que tantos problemas de rentabilidad experimentan; no se trata de una descalificación al programa público-privado del Buen Fin, es una denuncia a las prácticas monopólicas y abusivas de las grandes cadenas comerciales”.
Reporteros en Movimiento

No hay comentarios.: