miércoles, 19 de marzo de 2014

Reality mexiquense

SI NO PUEDEN NO REPARTAN

El gobernador del Estado de México Eruviel Ávila Villegas,  no ve lo duro sino lo tupido con las ejecuciones, extorsiones y otros delitos en la entidad, por lo que ahora reparte el quehacer y las culpas diciéndole a los alcaldes que despidan a los policías que reprobaron el examen de control de confianza para ver si así bajan los índices delictivos porque todos sabemos que en las corporaciones policiacas están metidos muchos delincuentes que desde ahí operan o protegen a otros delincuentes.
De paso exige a las compañías celulares que corten la señal telefónica en las inmediaciones de los centros de Prevención y Readaptación Social para evitar que las llamadas de extorsión salgan de las cárceles mexiquenses.
Aquí sería bueno que indagara lo que paso con aquel proyecto para instalar inhibidores de señal telefónica que el gobierno mexiquense en la administración anterior había presumido con bombo y platillo y que al parecer se clavaron la lana y finalmente no fueron instalados o no sirvieron porque siguen las extorsiones telefónicas y muchas salen de los penales.
En cuanto al llamado a los ediles para que reconozcan su responsabilidad en materia de estrategias de seguridad está bien porque muchos ediles acostumbran decir que el gobierno del Estado de México no les da, no les compra, no les dice, con tan tal de lavarse las manos. Déjense de culpas mutuas y hagan algo antes de que no haya a quien gobernar o los gobernados no tengan con qué pagar impuestos.

No hay comentarios.: