jueves, 24 de julio de 2014

Privatizar Pemex y CFE no garantiza eficiencia: Aureoles

Ciudad de México.- Luego de dar a conocer que en la Cámara de Diputados se firmó el acuerdo para convocar a un periodo extraordinario para la discusión de los dictámenes de las leyes secundarias de la reforma energética, el perredista Silvano Aureoles, presidente de la Junta de Coordinación Política de la dicha Cámara, aseguró que no hay un tiempo límite para la discusión de estos temas.
El periodo extraordinario comenzará el próximo 28 de julio, dijo Aureoles Conejo, quien agregó que también se acordaron las reglas "para el desahogo en el Pleno de la Cámara de Diputados de los dictámenes que habrán de presentar" las Comisiones de Energía, de Hacienda y Presupuesto.
En entrevista con Óscar Mario Beteta, Silvano Aureoles hizo hincapié en que, por la complejidad de los temas que se discutirán, no hay una fecha límite para la aprobación de los dictámenes de la reforma energética.
Cuestionado sobre el proceso legislativo y la postura del PRD en torno a temas como las reformas a la Constitución en materia petrolera y de energía eléctrica o la ocupación temporal, Silvano Aureoles señaló que originalmente era la ley de expropiación.
Precisó que la ocupación temporal, al no precisar un espacio de tiempo determinado para la explotación de hidrocarburos, "a final de cuentas no le da ninguna garantía al propietario de que se le va a respetar la propiedad de su patrimonio".
Asimismo, precisó que la postura en contra de que tanto Pemex como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como empresas paraestatales, "es en contra por las experiencias que ya conocemos", haciendo referencia a la privatización de los ferrocarriles, Teléfonos de México y las carreteras.
Aureoles Conejo sostuvo que la privatización de bienes públicos "no es la solución ni para acabar con la corrupción ni para hacerlas más eficientes pasarlas a negocios particulares. Lo que hacen es hacer más ricos".
Para el perredista, más que abrir el sector petrolero a la industria privada, el tema de Pemex tiene que ver con el hecho de dejar "de quitarle todas las ganancias, si le das autonomía de gestión y fiscal; se cambia el régimen fiscal".
Tras reiterar que forma parte de una Izquierda que no se opone al crecimiento de México, aseguró que "entregarle el petróleo a empresas particulares no es la solución para el aprovechamiento de los energéticos".
Cuestionado sobre la posibilidad de que el PRD, en lugar de mantener la postura del "no" ante la reforma energética, buscara un equilibrio para un mejor resultado de la reforma, Silvano Aureoles reiteró que no forma parte de la Izquierda fundamentalista, dijo estar a favor de los beneficios anunciados si se da la aprobación de esta reforma; sin reformas a la Constitución para que el Estado deje de ser el rector de los recursos energéticos del país.
El perredista lamentó que en la reforma energética no se hayan incluido cambios en materia de transparencia y rendición de cuentas; además de los privilegios y las cúpulas sindicales, "uno de los grandes temas que han lastimado a Petróleos Mexicanos y que ofende a la sociedad mexicana". 

Notimex

No hay comentarios.: