martes, 26 de agosto de 2014

Piden a alcalde de Chalco "fajarse los pantalones" para reordenar ambulantes

Chalco, Mex.- Pese que, el alcalde, Francisco Osorno Soberón, defendió el anteproyecto de derribar el Kiosco histórico del jardín municipal, así como su fuente, pobladores que radican en el Centro Histórico, se impusieron para que, solamente sea remodelado dichos recintos que por muchos años tienen de construidos.
La gente le pedía al alcalde, Osorno Soberón, que se fajara los pantalones, y quitara al comercio ambulante, ya que el centro histórico estaba invadido por estos, el munícipe, manifestó que, meterse con el comercio ambulante, es peligroso, pero la gente le dijo, “Si no puede señor presidente, no está usted sólo, nosotros nos súmanos a los esfuerzos y con todo gusto los quitaremos”.
Un miembro de la grey católica, del recinto cristiano, manifestó, “Señor presidente, por el ambulantaje y la inseguridad que existe, hoy cerramos las dos puertas del costado de la iglesia de Santiago Apóstol, ya que, van tres veces en menos de una semana que se metieron a robar este santo recinto, que no le duele que suceda esto enfrente de la misma presidencia municipal”, señaló.
El munícipe, Osorno Soberón, en ocasiones le sacaba la vuelta a las peticiones de la población que se concentró en el salón de Ex Presidentes municipales, sin embargo ante la presión de la población del centro histórico, doblo las manos y no tuvo más remedio que firmar una minuta en donde se comprometía a no derribar el Kiosco y respetar la Fuente,  además que, habrá un comité de vecinos del centro histórico, para vigilar las obras, para que se cumpla con lo estipulado con la minuta, cabe destacar que la convocatoria tuvo éxito, ya que fueron más de 500 personas para dicha reunión, con la administración que lleva un año casi 8 meses.
Así mismo, se organizarán los vecinos para poder retirar a los ambulantes de las calles céntricas de la cabecera municipal, además de defender su iglesia dedicada a Santiago Apóstol, ya que por culpa del ambulantaje y las “Ratas de dos patas”, puede que este recinto católico cierre sus puertas definitivamente.
Lo que si es real que, los vecinos del centro histórico, no les temblará las manos para unirse y quitar al comercio informal, ya que a decir de ellos el 65 por ciento venden productos de procedencia ilícita, el 25 por ciento de ellos, son ropa que las compran de las “Farderas”, y solamente el 10 por ciento son productos legales, por lo que Chalco se ha convertido en un foco rojo, para las autoridades municipales y estatales.

Reporteros en Movimiento

No hay comentarios.: