miércoles, 24 de septiembre de 2014

Peña Nieto recibe el Premio Estadista Mundial 2014

Ciudad de México.- Al recibir el Premio Estadista Mundial 2014 por parte de la Fundación Appeal of Conscience, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que el reconocimiento y los logros que se reconocen en el mundo “no son resultado de un solo hombre, ni siquiera de un solo gobierno, son logros de toda una nación que se atrevió a cambiar y a emprender su transformación”.
La organización interreligiosa reconoció al presidente Peña Nieto “por su sólido liderazgo, su visión innovadora, su participación en la responsabilidad global y compromiso con el desarrollo económico y social, la paz y la cooperación internacional e intercultural basada en los derechos humanos, la libertad y la tolerancia”, de acuerdo con el rabino Arthur Schneier, presidente de dicha organización.
En una ceremonia realizada en uno de los salones del Hotel Waldorf Astoria y acompañado por su esposa, Angélica Rivera de Peña, del secretario de Relaciones Exteriores, Meade Kuribreña, y del embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, del empresario mexicano Carlos Slim, así como el embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, Peña Nieto externó su agradecimiento por la distinción que le otorgaron.
En presencia del cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, del arzobispo emérito de Washington, Theodor E. McCarrick, así como el arzobispo de la iglesia ortodoxa Demetrios; el arzobispo de Nueva York, Timothy M. Dolan, el mandatario dijo que “hoy somos un país que se está renovando en beneficio de todos sus habitantes”.
Peña Nieto manifestó que gracias al respaldo de las distintas fuerzas políticas de izquierda, de centro y de derecha, fue posible en 20 meses alcanzar importantes reformas transformadoras que sientan una nueva base, una plataforma para impulsar el desarrollo, el bienestar y la prosperidad de México.
El Jefe del Ejecutivo celebró reunirse con líderes empresariales y religiosos, comprometidos con principios universales, los derechos humanos, la paz entre los pueblos, la tolerancia y la fraternidad.
Dijo que gracias al respaldo de las distintas fuerzas políticas del país, fue posible en sólo 20 meses alcanzar importantes reformas transformadoras que sientan una nueva base y una nueva plataforma para impulsar el desarrollo, el bienestar y la prosperidad de México.
El Primer Mandatario reconoció la visión y el liderazgo del rabino Arthur Schneier, Presidente  y fundador de la organización Appeal of Conscience, por abanderar los principios y las mejores causas de la humanidad.
El rabino Schneier manifestó su reconocimiento al Presidente Peña Nieto por su vigoroso y visionario liderazgo, comprometido con el desarrollo económico, la paz, la cooperación cultural, los derechos humanos, la libertad y la tolerancia.
En la ceremonia se tocó el himno nacional mexicano y Timothy Dolan ofreció la bendición al mandatario mexicano, encabezó un rezo y al final de éste solicitó que la primera dama, Angélica Rivera, expresara la palabra amén, a lo cual ella accedió.

No hay comentarios.: