viernes, 14 de noviembre de 2014

Necesario dejar de ver como normal actos de corrupción

Estado de México.- En el país se ha normalizado tanto la corrupción que algunas conductas ya no se ven mal, por lo cual es necesario desnormalizarlas y hacerlas indeseables, pues prácticamente se han institucionalizado, advirtió David Arellano Gault, investigador del CIDE.
Al dictar la conferencia magistral "Límites y potencialidades de los instrumentos anticorrupción", organizada por la Contraloría del Poder Legislativo mexiquense, sostuvo que la corrupción muchas veces produce violencia y aun cuando es necesario trabajar en reformas legales, a la administración, e impulsar la educación ética, por sí sola ninguna de esas medidas es suficiente.
Incluso dijo que crear una agencia anticorrupción, como se ha propuesto, no significa enfrentar el problema porque si no hay cambios al contexto, para romper trampas y la creencia de que la corrupción es fundamental, esa nueva institución quedaría manca.
También afirmó que tomará mucho tiempo salir de la corrupción, pues no existe una varita mágica donde se señale que mañana va a terminar el problema, pues está enquistado en la dinámica organizacional, y para que exista debe haber alguien que corrompa y un ambiente que lo permita, pues no es un acto de individuos aislados.
Arellano Gault, en la conferencia organizada por el contralor de la Legislatura local, Victorino Barrios, cuando se hace normal se convierte en una de las cosas más difíciles de cambiar, aunque el fenómeno no sólo es de México, pero se asemeja a una resbaladilla donde vamos cayendo y nos parece normal, e incluso hay actitudes que nos hacen caer, se crean micro espacios y se normalizan muchos actos.
Por ello, dijo, se requiere generar un ambiente ético, combatir la normalización de la corrupción y una constante comunicación para hablar de esos problemas, así como buscar que los cargos públicos se asignen a través del servicio civil para que los puestos no sean por designación.
Ante opiniones de los asistentes, en torno a que muchas veces las contralorías municipales no son independientes, admitió que falta avanzar, hacer revisiones e impulsar una rendición de cuentas en el servicio público.

No hay comentarios.: