jueves, 9 de julio de 2015

Prevalece incertidumbre entre empleados de los circos

Por: Luis Ayala Ramos

Nezahualcóyotl, Méx.- A partir de este miércoles entró en vigor la ley que impide que los circos ofrezcan funciones con animales en México, lo que ha generado desconcierto entre los propietarios y empleados de estas carpas del espectáculo.
La incertidumbre obedece a la ley que impulsó el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) por el supuesto maltrato que recibían los animales en las carpas; de entrada cientos de personas se quedaron sin empleo porque no habrá más especies que entrenar y cuidar.
Armando Cedeño, presidente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos (UNEAC), informó que las cerca de 4 mil especies que se encontraban en las 500 carpas que existen en el país ya fueron vendidas en precios ínfimos, entregadas en comodato o regaladas.
Dijo que aproximadamente 2 mil 500 animales ya tienen un lugar seguro para habitar, al resto los están ubicando con amigos para que los cuiden mientras se determina cuál será su destino.
Informó que en las instalaciones de las carpas itinerantes  que funcionan en todo el territorio nacional no hay ejemplar alguno porque serían decomisados por las autoridades federales y los dueños de los circos serían multados.
"Un tigre blanco te costaba 25 mil dólares, se estaban vendiendo en 2 mil dólares, un tigre amarillo que costaba 5 mil a 6 mil dólares se estuvo vendiendo en mil 500 dólares a 2 mil dólares y una llama que cuesta mil dólares se estuvieron vendiendo en 200 dólares", reveló el dirigente de UNEAC.
Los compradores de las especies que hasta hace unos días eran la principal atracción de las empresas circenses del país, son coleccionistas o zoológicos particulares y presidentes municipales de localidades del país donde se crearán lugares para exhibirlos.
Todos los animales se quedarán en México porque tendrían que cumplir muchos requisitos que cumplir para venderlos en el extranjero.
"A los domadores ya no los podemos contratar, se pueden reintegrar como choferes, como empleados, pero no van a ganar ni la cuarta parte de lo que ganaban como domadores. Un  domador ganaba, dependiendo el circo, por ejemplo, un domador de tigres ganaba entre 6 y 7 mil pesos semanales, en un circo bueno como el Circo Chino de Pekín o el Circo Atayde podría llegar a ganar entre 10 mil y 12 mil pesos semanales, entonces imagínate en que otro empleo puede ganar un domador así", señaló.
La UNEAC denunció que las autoridades federales incumplieron con la creación de los espacios prometidos para llevar a las especies que ya no podrían utilizar en sus carpas.

No hay comentarios.: