martes, 25 de agosto de 2015

Empleado de Televisa barrió con medios para “limpiar” la imagen de Herrera y Rubalcava

Veracruz.- Soy el dueño de las fotografías y tengo los registros. ¿QUIERES QUE TE BAJE TU PÁGINA?”.
La frase puede leerse en el correo electrónico que recibió el Jefe de Redacción del sitio digital Aristegui Noticias cuando se negó a retirar una fotografía publicada meses atrás. Eran palabras atropelladas por faltas de ortografía y entre surcos formados por la anarquía de mayúsculas y minúsculas, como muchas veces se escriben las amenazas anónimas.
Antes difundida por el diario Reforma, en la imagen reclamada aparecen el ex Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, y Francisco “Pancho” Colorado Cessa, un empresario originario de Veracruz. Ahí están los dos, de sombrero, integrando una cuadrilla cabalgante. La actitud que puede observarse entre ellos es fraternal y gozosa.
Pero el ex mandatario de Veracruz, entidad que siempre ha sido gobernada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se resistía a pasar a la memoria cibernética en esa circunstancia. El empresario es el mismo que en 2013 fue acusado de conspirar para lavar dinero de Los Zetas y que fue declarado culpable por una corte de Houston, Texas. El mismo que a través de su empresa ADT Petroservicios amasó más de dos mil millones de pesos con contratos de Petróleos Mexicanos (Pemex).
Y esa foto –la de Fidel Herrera y el controvertido empresario– resultaba en particular muy molesta –para él o para los que intervinieron por él ante Zaragoza Ríos– si se considera la insistencia reflejada en el número de correos electrónicos que envió Juan Carlos Zaragoza Ríos a medios nacionales, de Veracruz y de Tamaulipas, para que fuera retirada.
Fidel Herrera Beltrán es un antiguo cliente suyo. Está documentado que Zaragoza trabajó en la creación de dos páginas web oficiales del ex mandatario veracruzano, de acuerdo con los propios registros en la web.
Al mismo tiempo que labora en Televisa, Zaragoza Ríos le brinda “servicios” a políticos con un equipo (varias mujeres, de acuerdo con los videos producidos por él) que realiza campañas completas de acoso y denostación: se fabrican memes, se registran cuentas falsas en Twitter (bots), se enajenan cuentas, se lanzan amenazas por redes sociales, se generan videos con contenido falso y ofensivo, se envían correos electrónicos con amenazas “legales” o se utiliza una falsa identidad jurídica de Google.
Las víctimas de Zaragoza Ríos son, casi siempre, medios de comunicación y periodistas que resultan incómodos para el grupo político que paga. Pero también políticos.
En algún momento del año pasado, quitar la imagen del ex Gobernador veracruzano con un hombre vinculado al narcotráfico se volvió prioritario para esta red. El problema fue que algunos medios no le hicieron caso. Como Aristegui Noticias. Y entonces tuvieron que resistir a las amenazas.
Carmen Aristegui debió enfrentar, además, que le enajenaran una cuenta de las que abrió para la plataforma MéxicoLeaks. Esta afrenta fue pagada, ahora, por Adrián Rubalcava.

Sin Embargo

No hay comentarios.: