jueves, 17 de septiembre de 2015

Perfilando

CNC, Lagos y Tarek

Por: Iván Calderón
Tanto Erick Lagos Hernández, así como Tarek Abdala Saad fueron piezas claves en la abdicación de Edgar Díaz Fuentes, así como en la llegada de Juan Carlos Molina Palacios a la CNC de Veracruz.
De esto, no existe la menor duda.
Lagos y Tarek, entre otros actores políticos más, lograron el consenso necesario para que la Confederación Nacional Campesina busque un resurgimiento a través de su nuevo virtual líder.
Molina Palacios, llegará sumamente fortalecido a la liga.
Con esto, en el marco de la unidad, se buscará la línea correcta para el fortalecimiento del campo de Veracruz.
Para la CNC, también fueron días obscuros y de indefiniciones.
Incluso, el mismo Díaz Fuentes buscó cobijo de diversos actores políticos veracruzanos.
Pero la llegada de Molina Palacios estaba más que pactada.
En este tema, el diputado federal Erick Lagos Hernández hizo gala de su habilidad para ejecutar acuerdos.
Lagos, con el respaldo de la bancada priista, y bajo el trabajo conjunto con Tarek Abdala, se consiguió el ascenso del productor cañero.
Todo bajo la concordia y el compromiso mutuo.
Hay que decirlo, en la CNC de Veracruz, atrás quedarán los momentos de desencuentros.
Es más, con el liderazgo de Juan Carlos Molina se espera una participación más activa de los campesinos en la vida política y económica del estado.
Molina Palacios ha señalado abiertamente que este sector dejará de ser un botín político más, para ser nuevamente un aliado real de todos los campesinos de la entidad.
La CNC, en su tiempo, fue una de las columnas fuertes del Revolucionario Institucional, pero en Veracruz perdió el rumbo.
Ahora, con Juan Carlos se han generado mayores expectativas.
Molina, quién está muy ligado al representante legislativo del distrito de Cosamaloapan, buscará la optimización del hato ganadero y del agro veracruzano.
Además, hará lo propio para la dignificación de campo, y de sus productores.
Y sobre todo, dejará atrás la estela de corrupción que por años ha envuelto a esta liga.
Ojalá, que tome como bandera los lineamientos de Úrsulo Galván, de Emiliano Zapata y otros grandes líderes que lucharon de frente por los hombres del campo. 
En fin, la CNC será nuevamente un brazo dinámico para el Revolucionario Institucional, pero en este mismo tenor, se convertirá en una línea más que seguir con rumbo a las diputaciones locales y la gubernatura.
Los cenecistas están listos para lo que viene.
Y puede que los acuerdos que se generaron, sean indicadores de ciertos pactos que ya se están cocinando.
La llama está muy alta, y el aceite aún muy frío.

No hay comentarios.: