lunes, 30 de noviembre de 2015

Empresarios reclaman a Peña sus pendientes: violencia, corrupción, empleo, pobreza

México.- A tres años del arranque de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, el sector empresarial afirma que los grandes pendientes de la segunda mitad del sexenio, junto con la implementación efectiva de las reformas, son la violencia y la inseguridad; crear un millón de empleos por año con ingresos “más dignos”; romper la inercia de bajo crecimiento e insuficiente avance en la lucha contra la pobreza, y un sistema hacendario acorde a las necesidades de México.
Asimismo, ir a fondo en la creación del sistema nacional anticorrupción.
En el marco del entorno económico internacional complicado, tanto en el aspecto económico como en el geopolítico, con creciente inestabilidad, debilidad en el crecimiento y fenómenos como la caída de los precios del petróleo, el gran desafío a corto plazo es impulsar con fuerza el consumo y la vinculación entre el sector externo y el grueso de las empresas mexicanas, que son las Pymes.
A largo plazo, pide el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), hay que ser consistentes en la implementación de las reformas y el Estado de Derecho para que las inversiones aumenten año con año de manera significativa.
A mediados de este mes, Merethe Negaard, embajadora de Noruega en México, aconsejó en un foro a las compañías energéticas de su país –como Statoil– “tener mucho cuidado” cuando elijan a aliados locales para participar en las licitaciones de proyectos energéticos, ya que en México “hay mucha corrupción en todos los niveles, en todo”.
“El consejo que les estamos dando a las compañías noruegas es que deben tener cero tolerancia contra la corrupción. Porque hay mucha corrupción en todos los niveles, en todo. Y por es
En su mensaje semanal, el Consejo determina que ”el balance para el país tiene importantes avances, pero también desafíos enormes por enfrentar”.
Los procesos electorales del 2016 y la carrera política hacia la sucesión presidencial en el 2018, pide, no deben distraer del reto de comprometerse a fondo con las reformas, el Estado de derecho y la gobernabilidad democrática con instituciones sólidas y representativas.
La iniciativa privada subraya que no se ha logrado romper la inercia de bajo crecimiento –diversas instituciones como analistas consultados por Banxico y la misma Hacienda lo ajustan constantemente a la baja– e insuficiente avance en la lucha contra la pobreza –en el 2014 subió en casi 2 millones a 55.3 millones de mexicanos en esa situación y la pobreza extrema bajó alrededor de 90 mil personas a 11.4 millones –, la cual se ha prolongado por más de tres décadas.
El crecimiento anual promedio de 2 por ciento “es marcadamente superior al de los primeros tres años de los dos sexenios anteriores (que enfrentaron crisis internacionales muy parecidas)”, expone.
También, documenta, se ha logrado la menor inflación y la mayor generación de empleos formales, que casi llega al millón 900 mil. Aunque de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el empleo informal va al alza. El 58 por ciento del 95.6 por ciento de la población ocupada en octubre pasado labora en este sector, cifra que representó un avance de 0.4 puntos porcentuales frente a la tasa de septiembre.
Además el desempleo en el país subió de 4.3 por ciento en septiembre a 4.4 por ciento en el mes de referencia. Aunque en comparación anual sigue a la baja.
Y el Consejo lo reconoce al decir “que necesitamos crear un millón de empleos por año, además de que es preciso que haya muchas más plazas de calidad, con ingresos más dignos”, demanda.
Un logro, reconoce, es haber conservado la estabilidad macroeconómica, aunque existen variables “que preocupan” como el aumento de la deuda pública, asegura.
“El reto de tener un sistema hacendario acorde a las necesidades de México sigue siendo uno de los pendientes. Esfuerzos como el Presupuesto Base Cero son loables, pero muy incipientes aún”.
En lo relativo a la inseguridad pública, pese a los esfuerzos y avances notables en algunos temas, todavía se está lejos de resolver el problema, asegura. En algunas regiones la violencia sigue siendo una constante.
De forma paralela, los empresarios del país demandan que hay que ir a fondo en la creación del sistema nacional anticorrupción para empezar a poner coto a la impunidad que tanto lastima a la sociedad.
Concluye que falta la legislación secundaria y la armonización con las leyes estatales, “y hay que tener bien presente que apenas es el arranque”.

Sin Embargo

No hay comentarios.: