lunes, 9 de noviembre de 2015

Más grave pasarse un alto que discriminar en Edomex

Estado de México.- En el Estado de México es más grave pasarse un alto o circular en sentido contrario que discriminar a una persona, pues mientras para las faltas de tránsito se establecen multas de hasta 20 salarios mínimos, para quienes discriminan, la sanción es de apenas 10 salarios mínimos, equivalente a unos 700 pesos.
Tassio Ramírez Hernández, diputado del Partido Verde, propuso aumentar la sanción mínima administrativa a particulares que incurran en conductas de discriminación, a fin de que se les castigue de 15 hasta mil salarios mínimos, a través de una reforma a la Ley para Prevenir, Combatir y Eliminar Actos de Discriminación en el Estado de México, es decir, de mil 51, hasta 70 mil pesos.
Advirtió que aún existe discriminación y es consecuencia del deterioro social, pues no se respeta edad, género, discapacidad, condiciones de salud, trabajo, opiniones, preferencias sexuales, estado civil, embarazo, ni otras situaciones; por lo cual deben eliminarse esas conductas.
La prohibición a discriminar ya está señalada en la constitución; sin embargo consideró preocupante que hoy en día por pensar, actuar o ser diferente hay víctimas y victimarios, y en el manejo de nuestro lenguaje calificamos a las personas por lo que son o no son; e incluso por omisión.
De acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), casi el 60 por ciento de los mexicanos poco o nada respeta los derechos de los migrantes; ese mismo porcentaje piensa que las diferencias en el nivel de ingresos es el factor que más separa socialmente; mientras 8 de cada 10 personas atestiguan que quienes realizan trabajo doméstico no cuentan con seguridad social.
Los estudios del Conapred también arrojan que el 40 por ciento de los mexicanos no aceptaría vivir en una misma casa que un homosexual o una lesbiana; cuatro de cada 10 mujeres piden permiso para usar anticonceptivos; el 30 por ciento de los mexicanos no aceptaría vivir en la misma casa con alguien que tiene sida y tres de cada 10 padres estiman que los niños sólo deben tener los derechos que ellos les otorguen y no los que la ley establece.
La lucha contra las formas de discriminación, advirtió el legislador, es una de las principales tareas de una sociedad democrática, pues la desigualdad hace imposible el disfrute de derechos y una sociedad que discrimina y excluye no puede considerarse con aceptable calidad democrática.
Una de las estrategias para combatir los actos de discriminación en el Estado de México, dijo, fue la ley para prevenirla y combatirla; sin embargo consideró que debe perfeccionarse para aumentar la sanción mínima administrativa a los particulares que incurran en actos de discriminación en la entidad.
"La discriminación es una conducta que tenemos que erradicar, ya que ésta se alimenta de la distinción o desprecio de grupos a los que se considera inferiores o indignos y del trato inequitativo por estigma o prejuicio social; además genera daños sociales, fragmenta el frágil tejido social y lleva incluso a hacer pensar a quienes la sufren que es norma", lamentó.
Por ello, advirtió la necesidad de trabajar en ofrecer garantías de que toda persona será tratada en términos de igualdad, sin exclusión o preferencia.

El Sol de Toluca

No hay comentarios.: