lunes, 15 de febrero de 2016

Habitantes de Coatzacoalcos y sus alrededores viven en el desamparo de la justicia

Coatzacoalcos, Ver.- Una muestra más de la nula sensibilidad por parte de los funcionarios estatales es la actitud de la fiscal regional de la zona sur con base en Coatzacoalcos, Samyra del Carmen Khouri Colorado -quien, por cierto, gusta ser custodiada por agentes armados hasta los dientes, ejemplo de sus patrones-, quien ha causado indignación luego de expresar ante quienes se acercan a demandarle ayuda, que si las mujeres han desaparecido en aquella zona es porque "les entra el cariño y se van con el novio". 
Lamentable, aunque esto no es nuevo, pues el que sentó el deleznable precedente es el hoy magistrado Marco Antonio Lezama Moo -en "premio" a sus muy discutibles méritos-, cuando era subprocurador en Xalapa, en la gestión de Felipe Amadeo Flores Espinosa como Procurador General de Justicia del Estado, al espetar en marzo de 2012 que “han aparecido algunas mujeres que han estado saliendo con sus novios, amigos o algunos lugares… son muchas jóvenes que se van con los novios y luego posteriormente aparecen en otro lugar con ellos, en fiestas o todo lo demás“. 
Khouri Colorado hace mucho que debió haber dejado ese cargo tras comprobarse su galopante impericia para el mismo, más si permanece allí es por la protección que, indudablemente, le brinda el Fiscal General Luis Ángel Bravo Contreras, de quien ya se dice que sus días en ese encargo podrían estar contados. 
Mientras ello sucede, Samyra del Carmen Khouri sigue disfrutando la vida en Coatzacoalcos, yendo a la lucha libre -su espectáculo favorito, dicen algunos- o paseando su prepotencia con una ofensiva escolta, mientras los habitantes de Coatzacoalcos y sus alrededores viven en el desamparo de la justicia.

Gobernantes

No hay comentarios.: