miércoles, 9 de marzo de 2016

Obstaculiza Secretaría de Salud labor de paramédicos

Estado de México.- El Consejo Coordinador Hospitalario (CCH) se convirtió en un obstáculo para el trabajo de los rescatistas que laboran en los cuerpos de urgencias del Valle de México, aseguró Mario Alberto “N”, quien labora en una de esas instituciones a las que permanentemente se les niega la recepción de pacientes, sin importar la gravedad del caso.
En un correo electrónico, el paramédico amplió la información publicada por la Agencia de Noticias MVT, en la que se expone el trato inhumano y antihigiénico que las personas que son víctimas de un accidente sufren cuando son recibidas en los hospitales del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM).
“Antes, el CCH era una autoridad a favor nuestro, pero ahora es igual de deficiente, para quitarse la presión de los cuerpos de emergencia inventan nombres de médicos receptores”, precisó.
“Siga avanzando al nosocomio, nosotros seguimos insistiendo, cualquier cosa comuniquese con nosotros, entonces, la ambulancia puede llegar al hospital y jamás se vuelve a tener contacto con CCH, porque ya no contestan”, precisó.
Aclara además que “el problema no es exclusivo de esos dos hospitales (Adolfo López Mateos y Nicolás San Juan), también el Mariano Matamoros, de Xalatlaco, jamás tienen Rayos X, o no tienen recursos para atender las emergencias; en el Monica Pretelini si no se prepara la recepción no atienden a las pacientes, aunque vayan mal, en el Hospital del Niño, igualmente nunca tiene espacio”.
El paramédico insiste que “el ISEM e IMIEM es la misma cosa. Se nos pide preparar recepción por el CCH (Consejo Coordinador Hospitalario) y siempre salen con la misma canción, es darles tiempo para buscar pretextos y esconder las camas, si no se prepara o se llega de improviso es peor, niegan rotundamente la recepción de los pacientes por no haber avisado que iba un paciente a urgencias”.
En su mensaje enviado a la Redacción de la Agencia de Noticias MVT vía correo electrónico, el paramédico denunció que en los hospitales adscritos a la Secretaría de Salud del Estado de México les exigen dejar las camillas, para cubrir la falta de camas, pero lo malo es que se las roban.
“Nos piden dejar nuestras camillas, pero nunca se hacen responsables de las mismas y ya se han robado varias”, dice.
“Otro caso terrible es el de la Doctora Palafox, del hospital Adolfo López Mateos, quien personalmente se atreve a retrasar o negar las recepciones y cuando por fin recibe después de horas de hacernos esperar, lanza su advertencia: bien, pues ya saben, muchachos, si no quieren que se les haga esperar, pórtense bien y ya no traigan pacientes”, concluye la denuncia.

MVT

No hay comentarios.: