martes, 15 de marzo de 2016

Pluma Negra

REBELIÓN DE SECTORES PRIÍSTAS
OPLE SIN BOLETAS

Por: José Calzada

La crisis al interior del PRI en el estado de Veracruz ha puesto en un alto nivel de vulnerabilidad a su candidato al gobierno de dos años, Héctor Yunes Landa, la descomposición alcanzó ya a los otrora leales sectores y hasta los compadrazgos que hace apenas unos días parecían las tablas de salvación de la campaña.
Los sectores más fuertes del PRI que son la CNC y la CROC,  reventaron ayer en contra del PRI y su esquema para imponer candidatos plurinominales para las diputaciones locales y entre las patas arrastraron al candidato al gobierno que agrega una raya más en su contra, al menos en la opinión pública ya que hasta los de casa se rebelan.
El PRI se ubica ya como un sistema agotado en Veracruz, la pudrición de la corrupción, malos administradores y ahora chantajistas organizaciones, que piden cada vez más grande la tajada de un pastel que es del mismo tamaño y muy posiblemente empequeñecido, ya que sólo son 20 las diputaciones plurinominales y, en el caso del PRI se tendrán que repartir entre el PRI, PVEM, PANAL, AVE y Cardenista que van en alianza para el gobierno y algunas diputaciones.
Héctor Yunes no cuenta con conciliadores al interior de su partido y desde su designación algunos priístas se abrieron, aunque de manera discreta y guardaron las formas; pero ahora su compadre Juan Carlos Molina Palacios decidió reventar y se fue con todo en contra de los organizadores del evento del pasado domingo en el WTC de Boca de Río, en especial en contra de Harry Jackson a quien acusó de no dejar ingresar a más de 10 mil centristas, números que tampoco son ciertos ya que los autobuses de acarreados llegaron a Boca del Río con un máximo de 50 por ciento de ocupación.
Es cierto que el evento del domingo fue desastroso y que cientos de personas que llegaron en calidad de acarreados no pudieron ingresar y decidieron irse a la playa, conocer el mar, al menos ya que no pudieron conocer al candidato a gobernador.
También es cierto que el dirigente de la CNC busca espacios en la plurinominales y tal como lo dijo en su toma de protesta en esa organización el 27 de septiembre pasado, quiere espacios para sus afiliados a cambios de hacer ganar al PRI en la elección del primer domingo de junio.
Pero lo que no dijo ese domingo 27 de septiembre es que quería espacios en las pluris, y ahora se sabe que si le ofrecieron una candidatura pero, para que la dispute en las urnas por el Distrito XXIII de Cosamaloapan, una demarcación en la que está postulado el perdedor Pedro Montalvo Gómez.
Juan Carlos Molina con toda su organización cenecista no está dispuesto a arriesgarse por la Cuenca ya que la única vez que participó por un cargo de elección popular constitucional fue derrotado, eso sucedió en el verano del 2013 en la elección intermedia que quiso ser diputado federal.
Por otro lado, la CROC que se mantiene dividida en dos grupos; el de Tomás Tejeda Cruz obsoleto dirigente sin liderazgo alguno y Antonino Baxin Mata quien mantiene un crecimiento sólido en la organización de trabajadores de la construcción y materialistas del estado de Veracruz, éste último grupo también marcó su raya con el candidato Yunes Landa el pasado domingo.
Al igual que los cenicistas, recibieron un portazo en la cara cuando trataron de ingresar al WTC para dar su apoyo al candidato. Personal de organización del evento utilizó hasta bastones eléctricos para impedir el ingreso de los croquistas.
El colmo de la falta de tacto o de asesores,  fue que el dirigente nacional del CROC, el senador priísta, Isaías González Cuevas fue ignorado durante el evento a diferencia de otros dirigentes ahí presentes y que poco pueden aportar a  la campaña de Héctor Yunes Landa.
Un tercer grupo del PRI exigió este lunes su cuota de poder y advirtió al PRI y su candidato que no serán edecanes para promover el voto a cambio de nada. Se trata de la CNOP que paradójicamente encabeza la suplente de Héctor Yunes Landa en el Senado, Erika Ayala Ríos, quien salió al paso para exigir sus pluris.
La senadora es la dirigente del sindicato de trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV) y de la CNOP,  una mujer valiente que tuvo el valor de rebelarse para no quedarse fuera del poder en la integración del Congreso Local.
Llama la atención que los dirigentes antes mencionados no piden espacios en las candidaturas de representación proporcional por alguno de los 30 distritos electorales del mapa político veracruzano, tal vez cuentan con información suficiente para no arriesgar a su gente a campañas perdedoras.
Algo grave pasa al interior del equipo de campaña del candidato, no existe el furor para motivar a las bases priístas, la estructuras y las organizaciones que, incondicionalmente aceptan a los candidatos, en esta ocasión existe una rebelión clara en contra del sistema organizativo y coloca en una delicada vulnerabilidad al aspirante, en un clima por demás difícil por las diferentes circunstancias que debilitan hoy al PRI.
La marca PRI, se ubica en una crisis profunda a la que ya arrastró al candidato y de que, cada vez parece más complicado superar para robustecer una campaña con propuesta creíble que le permita disputar con posibilidades reales el mini-gobierno.
OPLE SIN BOLETAS
Mientras los consejeros electorales, asesores y personal del Órgano Público Local Electoral (OPLE) se asignan jugosos sueldos, ese organismo se mantiene en crisis por la falta de flujo de recursos y ahora, la gran preocupación al interior del Consejo General es que  no existen recursos para imprimir los 11 millones de boletas electorales que se requieren para la elección del primer domingo de junio.
El costo de las boletas es superior a los 20 millones de pesos y el OPLE no los tiene, tampoco tiene la certeza de que serán depositados a tiempo para elaborar el material electoral que debe ser distribuido en los distritos electorales y una semana antes de la jornada a los 10 mil 500 mesas directivas que instalarán las casillas para la elección.

No hay comentarios.: