viernes, 11 de marzo de 2016

Revelan mensajes entre ejecutivo de OHL y Arturo Henríquez, mano derecha de Lozoya

Ciudad de México.- La difusión de nuevos mensajes telefónicos de Javier López Madrid, ejecutivo de OHL, vuelve a dar en el centro de México: Hoy se conocieron detalles de las comunicaciones que el yerno de Juan Miguel Villarmir, mandamás de la constructora, mantenía con Arturo Henríquez Autrey, alto ejecutivo de Petróleos Mexicanos (Pemex) y representante de esta empresa ante el consejo de Repsol.
En mensajes conocidos un día antes, López Madrid copió por mensajería telefónica, enviada a una mujer, que los reyes de España tuvieron una cena con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, celebrada en la Torre Espacio, propiedad y sede de ese grupo constructor en esta capital.
Sobre esa cena no se aporta fecha, sin embargo, las dos ocasiones en que Peña Nieto ha estado en España como presidente fue, siendo electo, en octubre de 2012, y en su visita de Estado en junio de 2014. En ese entonces el monarca era Juan Carlos I, aunque ya era pública su abdicación
Todo este barrido de mensajes recuperados del celular de López Madrid por especialistas de la Guardia Civil fueron entregados a un juzgado como parte de la investigación por la denuncia que presentó el empresario contra la dermatóloga Elisa Pinto, quien previamente lo denunció por acoso sexual e intento de asesinato.
Estos nuevos mensajes descubren la cercana relación que López Madrid tenía con quien era mano derecha de Emilio Lozoya en Pemex, Henríquez Autrey, quien fungía como director corporativo de procura y abastecimiento de la petrolera mexicana y representante de la entonces paraestatal en el consejo de administración de Repsol.
Y tenía esos cargos entre septiembre y noviembre de 2014, cuando más intensas fueron las conversaciones entre ambos.
En abril de ese mismo año, la revista Proceso difundió que Arturo Henríquez Autrey viajó a Madrid para participar en un consejo de Repsol, sin embargo, aprovechó su estancia en España para reunirse con Borja Prado, presidente de Endesa, otro viejo aspirante a ocupar la presidencia de Repsol.
La puesta en escena tuvo la particularidad de que Henríquez Autrey y Prado hablaron del tema durante el viaje en el jet privado del mandamás de Endesa rumbo a Alemania, donde ambos asistieron a presenciar el partido de la Champion League entre el Real Madrid y el Bayern de Münich.
Enterados del desliz, desde el entorno de Brufau contraatacaron filtrando la información a los medios españoles, y adelantó la decisión de su relevo en la petrolera española, ganando así el partido a Lozoya, con quien mantenía un fuerte diferendo.
Los nuevos mensajes que dio a conocer hoy Eldiario.es señalan que las conversaciones son frecuentes entre septiembre y noviembre de 2014, cuando Pemex ya había salido de Repsol, y meses después de que Juan Miguel Villar Mir se ofreciera a entrar en el capital de la empresa española aprovechando que entonces estaba inmersa en una guerra accionarial.
El digital recordó que la Guardia Civil recuperó del teléfono de López Madrid un correo electrónico sin fecha ni remitente que resumía las bondades del acuerdo “beneficioso para España”, que arreglaría “de inmediato” el problema abierto con Argentina tras la expropiación de YPF en 2012.
“Tenemos que elegir entre lo magnífico o mantener a alguien que tiene secuestrada a la compañía con efectos devastadores”, apuntaba, en alusión al presidente de Repsol, Antonio Brufau.
Añadía: “El esfuerzo va dirigido a mejorar” a la petrolera española, compañía en la que “no hay gobierno corporativo”, que era el mayor reclamo de Pemex contra la gestión de Brufau, que entonces copaba todos los cargos directivos. “Y España tendría primer asiento en la última frontera del sector energético en los próximos 10 años” con negocios para “contratistas, astilleros, industrias auxiliares, bancos”, apunta Eldiario.es.
De no cerrarse la operación, “se rompen relaciones entre dos países”, aseguraba sobre la intención de que OHL desembarcara en Repsol.
Lozoya salió de Pemex en febrero pasado, mientras que Henríquez Autrey fue destituido en septiembre de 2015, justamente acusado por la oposición en México de haber favorecido a OHL en México.
Emilio Lozoya fue ejecutivo de OHL hasta que fue nombrado por Enrique Peña Nieto como responsable del área internacional de su equipo de transición, en 2012.
El que fuera el primer director de Pemex de Peña Nieto se llevó de OHL a uno de sus más cercanos amigos, Mario Alberto Beauregard Álvarez, director de Finanzas de OHL-México, a quien convirtió en director de Finanzas de Pemex.
En abril de 2013, solo cinco meses después del inicio del gobierno de Peña, Lozoya entregó el primer contrato a OHL: La construcción de una planta de cogeneración de 35 megavatios de potencia en la refinería Francisco I. Madero, en Tamaulipas.
Y muy pronto le dio dos contratos más, el desarrollo de una planta de hidrógeno para la petrolera y el gasoducto que conecta la refinería de Cadereyta Jiménez (Nuevo León) con la red nacional de gas. Estos y otros contratos de sus empresas filiales obtenidos de Pemex sumaban 440 millones de euros.
En el escándalo en el que OHL-México lo involucra en presuntos casos de corrupción, se conoció de supuestas gestiones de Lozoya a favor de la empresa. El martes 28 de julio se conoció una conversación telefónica del 10 de abril pasado en la que José Andrés de Oteyza, presidente de OHL México, le dice al interlocutor que se identifica como Lozoya: “Yo estoy en el edificio de la CFE, aquí en Reforma. Me dicen que en el piso 16 está Enrique Ochoa, pero me dijo Pablo (Wallentin, exrepresentante de OHL en México) que yo te esperara aquí, en la puerta del edificio”
—Ahí te veo. Yo llego en menos, en cinco, seis minutos –contesta Lozoya.
–Entonces te espero. Aquí está la entrada del edificio y una entrada como a un sótano.
–Perfecto, ahí te espero. Ahí espérame por favor. Pasó por ti y ya entramos al sótano juntos… — añade el director de Pemex.
En una siguiente llamada, el mismo día, De Oteyza ordena a una secretaria la compra de boletos de avión de regreso desde Cancún hacia la Ciudad de México, y después habla con Wallentin, conversación en la que sugieren una invitación al titular de CFE a su hotel en la Riviera Maya.
En la conversación De Oteyza deja entrever que esa invitación al director de la CFE, Enrique Ochoa Reza, permitirá nuevos contratos. –Este es el camino precioso con Ochoa, que abre todas las puertas también – añade Wallentin.
La CFE emitió un comunicado desmintiendo que su titular se hubiera reunido ese día con Lozoya y De Oteyza, aunque el diario Reforma precisó que en una respuesta por escrito, la comisión reconoce que Ochoa se reunió con el equipo directivo de OHL cinco días después. Y también tuvo contacto con ellos el 27 de abril y el 19 de junio.
Además señala que en el encuentro que mantuvieron en el sótano de la CFE, Emilio Lozoya y José Andrés de Oteyza abordaron “una extorsión a OHL México en Tamaulipas por las actividades que realiza en la Refinería Madero”, señala la información. Precisamente una de las obras que ganó OHL bajo la gestión de Lozoya.
Esos mensajes de Javier López Madrid, ejecutivo de OHL y yerno del máximo accionista, Juan Miguel Villar-Mir, mantienen en el ojo del huracán a los reyes Felipe VI y Letizia.
Una nueva publicación de Eldiario.es advierte que las pruebas de amistad entre los monarcas y el empresario se extienden hasta el 17 de enero de 2015, tres semanas antes de la cita para que entregara su celular al juzgado.
Esto es, los mensajes telefónicos entre ellos se mantuvieron tres meses después de los primeros que se hicieron públicos, en los que le muestran su apoyo tras conocerse el escándalo de las tarjetas black, plásticos que ejecutivos de Caja Madrid y Bankia utilizaban sin control y sin declarar ante Hacienda.

Proceso

No hay comentarios.: